El presidente de la Xunta destaca a Coasa como ejemplo de industria de referencia con un alto componente innovador y compromiso con la formación

Buscar

Suscripción Newsletter

Introducir e-mail

Próximos Eventos

No hay eventos por el momento

Durante su visita a la empresa de componentes aeronáuticos Coasa, situada en Tecnópole, el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, afirmó que el binomio empleo-formación es un factor clave para afrontar los retos de la Industria 4.0. Así, subrayó que la formación es imprescindible para que las empresas puedan preparar a sus trabajadores en el manejo de nuevas herramientas digitales; para que la introducción de nuevas tecnologías no suponga una brecha generacional y favorezca el reciclaje; y para que la demanda de perfiles profesionales que va marcando el tejido empresarial tenga su correspondencia desde el ámbito académico.

Con este fin, Feijóo recordó que el pasado mes de diciembre el Gobierno gallego aprobó una nueva convocatoria de un programa pionero para crear unidades formativas en las empresas. Una iniciativa que, dotada con 6,5 millones de euros, permitirá mejorar la cualificación de 2.100 personas desempleadas u ocupadas, que podrán participar en los diversos cursos de formación especializada que se ofertarán en más de 500 empresas gallegas. Precisamente, Coasa fue una de las empresas donde se impartió el pasado año una de estas unidades formativas en la que participaron 12 personas, de las que 7 fueron contratadas.

En este sentido, Feijóo se refirió a Coasa como un ejemplo de todo lo que evolucionando la industria gallega: por el sector al que pertenece, ya que la aeronáutica en Galicia se está posicionando como una industria de referencia; por el alto componente de innovación que alberga y que hace posible la mejora continua en sus procesos de fabricación; y por su compromiso con la formación.

Incentivos a la contratación

Asimismo, Feijóo destacó que la Xunta financiará el 100% de la formación que las empresas diseñen e impartan según sus necesidades, con el compromiso de que se contrate, como mínimo, al 40% del alumnado que participe en estos cursos cuando se trate de personas desempleadas. “Y, si esos contratos son indefinidos, ayudaremos a las empresas con incentivos de entre 7.000 y 16.000 euros”, abundó.

Como principal ventaja de estas unidades, el responsable del Ejecutivo autonómico subrayó que serán las propias empresas las que planifiquen el contenido de los cursos que ofrezcan, en función de los perfiles laborales que precisan cubrir, o según las necesidades que le vayan surgiendo a la hora de formar a su personal en el manejo de equipaciones más tecnológicas.

Después de valorar los últimos datos del paro, que sitúan a Galicia como la cuarta comunidad en la que más bajó el desempleo en 2017, con un descenso del 10,15% y un incremento en afiliaciones de 21.713, Feijóo aseveró que el Gobierno gallego seguirá apostando por el sector aeronáutico, a través del centro de Rozas en Lugo y de la formación: con el Grado de Ingeniería Aeroespacial que se imparte en la Escuela de Ingeniería Aeronáutica y del Espacio del Campus de Ourense y con el Ciclo Superior de Mantenimiento Aeronáutico que oferta el CIFP As Mercedes de Lugo.

Por último, el presidente de la Xunta recordó que las nuevas obras de acceso al polígono de San Cibrao das Viñas, con una inversión de 21 millones de euros, “ya no tienen marcha atrás” y permitirán hacer más competitivo este polígono y las empresas que acoge.