La Tecnópole asiste gratuitamente sus empresas en la implantación de la factura electrónica

Buscar

Suscripción Newsletter

Introducir e-mail

Próximos Eventos

Tecnópole acaba de poner en marcha una iniciativa piloto con la que asistirá gratuitamente a cinco de las empresas ubicadas en su recinto en la implantación de la factura electrónica, que permite ahorrar hasta 3,5 euros entre el emisor y el receptor.

El Parque Tecnolóxico de Galicia lleva a cabo este proyecto en su ánimo de liderar sistemas de gestión relacionados con las nuevas tecnologías. La entidad, que ya se está beneficiando de las ventajas de esta modalidad de facturación, inscribe además esta iniciativa en el marco de su política de responsabilidad social corporativa por el impacto medioambiental positivo que supone el abandono de la factura en papel y de su envío por correo postal.

Este programa, al igual que el denominado 'Tecnópole PRO-TIC' -una acción que se desarrolla en paralelo con el fin de impulsar el uso de las Tecnologías de la Información y de las Comunicaciones (TIC) para incrementar la productividad-, arranca con una fase piloto en la que participará un grupo reducido de empresas instaladas en el recinto de San Cibrao das Viñas, pero podría extenderse con posterioridad a los polígonos industriales adyacentes y a otras áreas de Galicia con la ventaja de la experiencia adquirida por el Parque Tecnolóxico en esta primera etapa.

El programa 'Tecnópole e-factura' consiste en un plan tutorizado de implantación sin coste de la factura electrónica en 5 empresas seleccionadas por el Parque. La implantación vendrá precedida de un programa formativo y de un estudio de las necesidades específicas de cada empresa sobre el uso de la e-factura y de sus beneficios. En total, el proceso tendrá una duración aproximada de 4 meses.

Durante la fase de formación, las empresas serán informadas sobre el proceso práctico de implantación de la e-factura a través de casos prácticos, de sus ventajas y requerimientos legales y de los conceptos relacionados, como la firma electrónica y los certificados digitales. Posteriormente, se hará un diagnóstico de cada empresa para evaluar su soporte informático y su actividad concreta con el fin de rediseñar sus procesos de contabilidad y adaptar su sistema a la facturación electrónica. Finalmente, se realizará una investigación de mercado en la que se identificarán los mejores proveedores locales de tecnología para la implantación de la e-factura. Una vez completada, se hará un seguimiento para garantizar que se siguen los pasos idóneos.

 Menos costes y más eficacia

La factura electrónica es un documento tributario generado por medios informáticos en formato digital que sustituye el documento físico en papel, pero que tiene la misma validez legal. En lugar de imprimirla y mandarla por correo postal, se envía directamente por correo electrónico al receptor, al igual que a Hacienda, de ser necesario remitirla a la Administración Tributaria.

Existen muchas ventajas vinculadas a la factura electrónica, que van desde los puramente económicos a los ecológicos. En primero lugar, supone un ahorro de costes y de impacto medioambiental negativo por la supresión del papel y de los gastos postales; un avance de la eficiencia derivada de la liberación de tareas administrativas como la introducción manual de los datos en cada factura; la optimización de la tesorería, ya que la comparación con las notas contables se puede hacer automáticamente y minimizando los errores humanos; y la reducción de los tiempos de gestión, debido a la inmediatez del envío por correo electrónico.

Según un estudio realizado por la consultora Pricewaterhouse Coopers entre empresas de la Unión Europea, el incremento de la eficiencia es el principal beneficio que encuentran las empresas en la factura electrónica, seguido de cerca por la reducción de costes. Respecto a este punto, la Asociación Española de Codificación Comercial (AECOC) cifra en aproximadamente 0,70 euros de ahorro por factura para el emisor y hasta 2,78 euros para el receptor.