La Xunta publica licitaciones por 7,2 millones para soluciones basadas en drones

Buscar

Suscripción Newsletter

Introducir e-mail

Archivo mensual

Próximos Eventos

El Diario Oficial de la Unión Europea (DOUE) ha publicado las cinco primeras licitaciones, por importe de 7,25 millones de euros, para el desarrollo de soluciones tecnológicas innovadoras, basadas en drones para mejorar los servicios públicos. Las contrataciones se enmarcan en el contexto del Polo Tecnológico e Industrial de aviones no tripulados de Rozas y están financiadas con cargo a un convenio de colaboración con el Ministerio de Economía, Industria y Competitividad, financiado a través del Fondo Europeo de Desarrollo Rural (FEDER).

Según informa la Consellería de Economía, el contenido surge del proceso de consultas al mercado realizado durante más de un año y en el que han intervenido cerca de 200 entidades, entre empresas, centros tecnológicos, centros de investigación y las consellerías de la Xunta de Galicia.

A las contrataciones, que se licitan a través de la modalidad de Compra Pública Innovadora, podrán presentarse entidades o consorcios hasta el 27 de septiembre. Los pliegos están disponibles en las webs de GAIN y de la Civil UAVs Initiative. En septiembre está prevista la celebración de una jornada para explicar los pliegos y facilitar la colaboración entre las entidades interesadas en participar.

La primera de las licitaciones se refiere a un gestor de conjunto de datos georreferenciados obtenidos por UAVs. El importe es de 450.000 euros, y tiene por objeto desarrollar una plataforma para la gestión integral de los datos georreferenciados, con el fin de ser accesibles de forma fácil por los distintos usuarios de aplicaciones de producción de información geográfica.

Relacionada con ésta se realiza la segunda licitación, que afecta a la adquisición, mantenimiento y automatización de bases topográficas y cartográficas mediante drones, por importe de 1,5 millones de euros. Con ésta, se persigue el diseño y desarrollo de una solución que permita elaborar y editar bases topográficas y cartográficas a partir de los datos que capturen los sensores aerotransportados en UAVs y en otros vehículos, aéreos, náuticos y terrestres. Esta solución permitirá acceder de forma rápida a la información, que podría ser utilizada, por ejemplo, para la planificación de infraestructuras o hidrológica, inventario y catalogación de bienes culturales, etc.

La tercera contratación, por importe de 1,3 millones de euros, se centra en el seguimiento de las dinámicas de ocupación del suelo y ayuda a la planificación territorial mediante el uso de vehículos aéreos no tripulados. El objetivo es aportar una solución que permita elaborar información sobre coberturas y usos del suelo, así como un conjunto de herramientas de apoyo a la planificación territorial a partir de los datos capturados por los sensores aerotransportados en UAVs y en otros vehículos aéreos, náuticos y terrestres. Esta solución, informa la Xunta, permitirá optimizar la elaboración de insutrmentos de ordenación urbanística y territorial, el control de la legalidad urbanística, la planificación de áreas empresariales o agrarias, etc.

Refuerzo de la seguridad

La cuarta licitación está encaminada al refuerzo de la seguridad marítima de la flota pesquera gallega y de las actividades de seguimiento, con el uso de vehículos aéreos y marinos no tripulados. Se trata de una licitación por 1,5 millones de euros que prevé dotar a la administración gallega de un servicio mejorado que de respuesta, de forma conjunta, a dos necesidades: la mejora de la seguridad mediante un sistema de monitorización continua, y el seguimiento de la actividad pesquera y de cumplimiento de las condiciones establecidas.

Finalmente, por 2,5 millones de euros, se licita la automatización de muestreos oceanográficos mediante vehículos no tripulados, orientada al diseño, desarrollo y puesta en operación de una solución que permita dotar a los organismos de la administración gallega de un servicio mejorado para la recogida de datos y basados en nuevas tecnologías y en uso de vehículos autónomos aéreos y acuáticos. El objetivo es triple: abaratar los costes de monitorización de la calidad de las aguas, la mejora de la periodicidad de la toma de muestras y datos y el incremento de las posibilidades de realizar las actividades de control en el mar cuando las condiciones meteorológicas son adversas.

(Fuente: EP)