Vivir en un contenedor puede ser cool gracias a una firma ourensana

Buscar

Suscripción Newsletter

Introducir e-mail

Archivo mensual

Próximos Eventos

No hay eventos por el momento
Hace algo más de un año los promotores de la empresa Myboxexperience pusieron en marcha un proyecto en el que creían desde el principio, pero también sospechaban que su implantación iba a ser lenta. Todo empezó casi por casualidad: “Teníamos una parcela en la que montamos un contenedor, lo preparamos como vivienda y nos dimos cuenta que la idea funcionaba, fabricamos el primer prototipo y lo vendimos”.

Ese fue el comienzo y así lo cuenta David González Rey, delineante, cofundador y gerente de la empresa que tiene su sede en el polígono de San Cibrao das Viñas y en la que se realiza el trabajo de transformación y comercialización de estos espacios. En abril del 2014 empezó la actividad de la empresa y los dos primeros contenedores viajaron a Madrid al Hospital La Paz. Después vendrían otros encargos como el que llegó de los organizadores del Mundial de Baloncesto que se disputó en España. Uno de los patrocinadores principales montó una zona de promoción y marketing de sus productos y el encargo se lo hicieron a esta empresa ourensana.

Myboxexperience se dedica sobre todo al reciclaje de contenedores de transporte para convertirlos en espacios habitables, para eventos o instalaciones temporales como escuelas u dispensarios médicos.
Se surten de proveedores de Madrid, Valencia o Portugal “y estamos buscando también proveedores en China”, aclara David González, quien matiza que “tenemos la posibilidad de comprarlos de un solo viaje, que son los que vienen de China, y se quedan en el puerto, por lo tanto son nuevos”. Sin embargo, el representante de la empresa alude a que los clientes “nos suelen pedir el efecto reciclaje”.

Por el momento se han construido catorce espacios de este tipo y como encargos más inmediatos están el montaje de uno para una playa cercana a Sanxenxo, “una especie de boxbeach para cafetería y zona de copas en primera línea de playa”, subraya el gerente de Myboxexperience. También ultiman otros contratos para la costa de Gran Canaria para escuelas de surf, incluso podrían salir cinco contenedores más para montar en las playas de Granada.

Futuro internacional

De cara al futuro el reto es potenciar la división de investigación y desarrollo, según pone de manifiesto David González. Entre sus planes inmediatos está ampliar el mercado de la empresa hacia la exportación, apostando por países como Siria, Irak o Angola, pero también hacia Hispanoamérica, con especial interés por entrar en Santo Domingo. A estos países se ofertarán contenedores que pueden usar como escuelas, pequeñas viviendas o incluso como dispensarios clínicos provisionales.

El crecimiento en fabricación y por lo tanto en volumen de negocio será de casi un 50% en un año, cuando menos esas son las estimaciones que manejan los responsables de la empresa, que pueden servir un contenedor en un plazo máximo de un mes. En cuanto a los precios, dependiendo de los tamaños y el equipamiento del contenedor, van desde los 12.000 euros hasta los 22.000 si se trata de una pequeña vivienda, en cuyo caso debe cumplir el código técnico de edificación.

(Fuente: La Región)