La vacuna gallega contra la tuberculosis es eficaz en adultos y ofrece mayor protección que la actual

Buscar

Suscripción Newsletter

Introducir e-mail

Archivo mensual

Próximos Eventos

No hay eventos por el momento

El covid-19 ha matado a 1.800.000 personas en todo el mundo desde que surgió hace poco más de un año. Pero existen otras enfermedades infecciosas igual o más mortíferas a las que el nuevo coronavirus ha ensombrecido por completo, pese a que siguen cobrándose su deuda diaria de muertes. Es el caso de la tuberculosis, responsable de la pérdida de 1,4 millones de vidas al año y sin que, a diferencia de lo que ahora ocurre con el SARS-CoV-2, exista una vacuna realmente eficaz. La única opción para tratar a millones de personas en todo el planeta es la BCG, de la que este año se cumplirá un siglo desde su primera administración a humanos. Su uso continúa siendo vital porque no hay otra, aunque la protección que ofrece es muy limitada y prácticamente inexistente en adultos y adolescentes. Ahora mismo, la mayor esperanza para reemplazarla con las mayores garantías se está gestando en Galicia. Es la MTBVAC, diseñada por la Universidad de Zaragoza y que está desarrollando su socio industrial Biofabri, del grupo Zendal, en su planta de O Porriño.

En este largo proceso los dos socios han alcanzado un nuevo hito que muy probablemente marque un antes y un después en el desarrollo de una vacuna realmente viable contra la enfermedad respiratoria: se ha demostrado por primera vez que ofrece una mayor protección que la actual BCG. Y se ha hecho en individuos adultos, lo que nunca hasta ahora se había conseguido. Se ha comprobado en un modelo de tuberculosis respiratoria en macacos Rhesus a los que se infectó con la bacteria Mycobacterium tuberculosis, la única forma de probarlo, ya que en humanos no se puede hacer. Es más eficaz contra la forma natural de infección e incluso contra la diseminación de la enfermedad por aerosoles. Los resultados se han publicado en la revista científica NPJ-Vaccines, del grupo Nature.

«Todos los datos que hemos analizado revelan que MTBVAC es significativamente mejor que la vacuna actual y que los individuos que la reconocen sí están protegidos. Los resultados son espectaculares», asegura Carlos Martín, cuyo grupo de Genética de Micobacterias de la Universidad de Zaragoza lleva veinte años trabajando en una propuesta que en su momento fue rompedora: utilizar para inmunizar a los pacientes una forma atenuada del patógeno Micobacterium tuberculosis aislado en humanos. Tanto la clásica BCG como el resto de candidatos emplean el bacilo aislado de una vaca.

Demostrar una mayor eficacia que la vacuna convencional es un paso decisivo en sí mismo, pero el trabajo aporta otra información igual de relevante. Por primera vez se han podido determinar los patrones inmunológicos que confieren protección contra el patógeno, lo que también marcará el camino para cualquier otra terapia que se desarrolle. Y lo que es más importante aún, los indicadores descritos en macacos se han podido correlacionar después con los observados en humanos en los ensayos clínicos que se están realizando en fase 2A, tanto en bebés como en adultos. «Lo que queríamos ver es que los parámetros inmunológicos que se desarrollan en humanos tras la vacuna eran equiparables a los de los monos cuando los vacunas y están protegidos. Y es lo que hemos comprobado», explica Esteban Rodríguez, el CEO de Biofabri, quien, al igual que Carlos Martín, resalta que «este trabajo tiene una enorme importancia».

Fuente: La Voz de Galicia