Una empresa gallega crea un sistema para detectar los incendios en dos minutos

Buscar

Suscripción Newsletter

Introducir e-mail

Archivo mensual

Próximos Eventos

Si se reeditasen las plagas de la Biblia, los incendios forestales aparecerían como una de las principales desgracias de la humanidad. Cada año arden en Galicia unas 20.000 hectáreas. Para frenar a tiempo los terribles focos incendiarios, la empresa gallega Integra ha diseñado un novedoso sistema "único en el mundo". 
 
El Integra Wild Fire estará disponible para la campaña de incendios de 2012. Y permitirá detectar y denunciar un posible foco de fuego en menos de dos minutos. El proyecto, que ya ha despertado el interés de países del sur de África, facilita así la detección precoz de incendios forestales.
 
Según Javier García, director de Integra, el sistema localiza "una pequeña columna de humo de un fuego incipiente en un radio de 2 kilómetros, equivalente a más de 1.200 hectáreas". El prototipo emite un potente haz de infrarrojos que permite iluminar el horizonte. En cuanto localiza un obstáculo permanente y limitado en el espacio, amplifica la señal en un billón de veces y la remite a los servicios de vigilancia o emergencia. El equipo utiliza tres tipos de aumento: amplificación óptica, electrónica y digital. Se instalará en medio del bosque, sobre una torreta de unos 20 metros de altura y con movilidad de 360 grados para observar todo el horizonte sin necesidad de un control humano.
 
El ingeniero de diseño electrónico Michael Taylor confirma que "las pruebas más determinantes ya se realizaron en la Noche de San Juan en el entorno de A Coruña". En la demostración realizada, el equipo se instala en Betanzos con visibilidad sobre el humo emitido por una fábrica maderera a unos 2,4 kilómetros. Se ha diseñado para "gastar la menor energía posible, alimentado por placas solares y activando sus mecanismos sólo cuando detecta el humo". El Integra Wild Fire ya lleva grabado en su memoria el paisaje donde se instala (árboles, casas con chimeneas), para detectar sólo el humo de los incendios. Y envía a los servicios de emergencia una foto del peligro, además de información técnica. Con esta señal de confirmación, la administración tendría los datos necesarios para enviar a los helicópteros de extinción. Según indica Javier García, "en el mundo no conocemos otro sistema semejante para la detección, la Xunta de Galicia utiliza cámaras de infrarrojos pero sólo para localizar la luz del fuego".
 
Como relata el director de la empresa, "el Integra Wild Fire tiene una ventaja adicional: la cámara de largo foco que incorpora se puede usar para ver y grabar a un posible pirómano". El equipo busca automáticamente la columna de humo, pero puede manejarse de forma remota desde el centro de control y ordenarle un barrido por toda la zona. Con esta opción, "la Guardia Civil puede utilizar imágenes grabadas para detener a los pirómanos".
 
Tan novedoso dispositivo ya se ha patentado. La presente campaña se aprovecha para "mostrárselo a los responsables de los servicios de lucha contra los incendios". Y su desarrollo se ha realizado íntegramente en esta empresa con base en Cambre, "con pura I+D+i gallega".
 
(Fuente: El Correo Gallego)