Una app para conocer a pie de calle la calidad del aire

Buscar

Suscripción Newsletter

Introducir e-mail

Archivo mensual

Investigadores del Barcelona Supercomputing Center-Centro Nacional de Supercomputación (BSC-CNS) han desarrollado una aplicación móvil para que el usuario pueda conocer la calidad del aire y su pronóstico a 12 horas vista en diferentes ciudades y municipios españoles.

La aplicación, llamada Calíope, se basa en el sistema de pronóstico de calidad del aire que lleva el mismo nombre y que el centro de supercomputación ha desarrollado en colaboración con el Ministerio de Medio Ambiente. El programa ya está disponible en las plataformas de distribución de aplicaciones de Apple y Android. Su información, además, se puede consultar en una página web.

Con Calíope, el usuario puede ver cuál es el nivel de la calidad del aire en una determinada ubicación de la geografía española y cuáles son las concentraciones de los principales contaminantes –ozono, dióxido de nitrógeno, dióxido de azufre, y partículas en el aire– en ella.

El director del departamento de Ciencias de la Tierra del BSC, José María Baldasano,  explica: "Creemos que hay un creciente interés en conocer la calidad del aire de nuestros pueblos y ciudades y hemos querido facilitar el acceso a esta información a los ciudadanos”.

Simplificar las consultas

Los datos que proporciona el sistema Calíope ya eran públicos pero su consulta resultaba un poco compleja para los no expertos. “La tecnología móvil nos ofrece una gran oportunidad para que cualquier persona interesada en la calidad del aire puedan consultar fácilmente el resultado de nuestro trabajo” afirma Baldasano.

Para hacer sus previsiones, el sistema permite el pronóstico de la calidad del aire, tanto para el conjunto de la península ibérica, como en las islas Baleares y Canarias. Se basa en un conjunto de modelos: meteorológico, de inventario de emisiones, de transporte químico y otro de transporte de polvo sahariano.

Además, la aplicación se complementa con un proceso de evaluación y mejora del pronóstico en continuo, mediante la comparación con las observaciones de calidad del aire de las redes de las distintas comunidades autónomas. Todo ello ejecutado en el superordenador MareNostrum.

(Fuente: SINC)