Una aplicación innovadora de mapas urbanos creada en Oporto revoluciona los desplazamientos en la ciudad

Buscar

Suscripción Newsletter

Introducir e-mail

Archivo mensual

En Oporto se ha desarrollado una aplicación para teléfonos móviles inteligentes que permite a los usuarios registrar su día a día mediante los sensores integrados en sus teléfonos móviles. La aplicación SenseMyCity se desarrolló en el proyecto financiado con fondos europeos FUTURE-CITIES.

La aplicación registra situaciones diarias como el consumo de combustible por desplazamiento, la posibilidad de compartir el automóvil y el estrés al que están sometidos los usuarios para su posterior análisis. El funcionamiento de la aplicación es muy sencillo. Los usuarios registran su quehacer diario mediante los sensores de su teléfono inteligente y después consultan esta información en una página web diseñada a tal efecto.

El equipo de FUTURE-CITIES confía en que el análisis de estos datos pueda utilizarse para optimizar los desplazamientos y el consumo de combustible y además puede que incluso para identificar a aquellos con patrones de movilidad similares e impulsar el uso compartido de vehículos. La utilidad de la aplicación podría extenderse a profesionales que precisan información en tiempo real de lo que sucede en el entorno urbano, como los cuerpos de bomberos o policía e incluso los conductores de autobús.

SenseMyCity se creó para que fuese compatible con otros proyectos dedicados a la obtención de datos, y se basa en el interés y la disposición de los usuarios a utilizar sus dispositivos de manera ininterrumpida. El proyecto necesita una base de usuarios que deseen participar en los experimentos a escala urbana y para los cuales ya está en marcha el apoyo logístico necesario. "Necesitamos participantes que deseen participar en este experimento y quieran conocer más datos sobre sí mismos y sobre la ciudad", explicó Ana Aguiar, investigadora y profesora de la Facultad de Ingeniería de la Universidad de Oporto. "Este es el principal objetivo de la campaña destinada a impulsar la aplicación SenseMyCity. Estamos diseñando una especie de concurso científico en el que ofrecemos premios a aquellos que aporten más datos. Los premios se otorgarán a aquel participante que, por ejemplo, consuma menos combustible o cubra la mayor superficie de la ciudad".

La infraestructura técnica de la aplicación cuenta con un marco para el sistema operativo Android que obtiene datos de los sensores del dispositivo, un servidor Java que procesa los datos y los almacena en una base de datos PostgreSQL y una página web para que los usuarios puedan consultar fácilmente la información remitida.

SenseMyCity es un hito importante del proyecto FUTURE-CITIES, iniciado en octubre de 2012. El equipo del proyecto confía en aprovechar todo el potencial que ofrece la investigación interdisciplinaria en materia de tecnologías urbanas e impulsar las actividades de transferencia de conocimientos mediante una cooperación más activa entre socios industriales locales y del resto del mundo.

Uno de los objetivos clave del proyecto pasa por convertir la ciudad de Oporto en un laboratorio viviente a escala urbana en el que investigadores y empresas asentadas y de nueva creación desarrollen y ensayen tecnologías, productos y servicios relacionados con la movilidad sostenible, la detección a escala urbana, la seguridad y la privacidad y la calidad de vida de los ciudadanos.

Tal y como muestra la aplicación SenseMyCity, el proyecto confía en adoptar un método de trabajo interdisciplinario en el que participen ingenieros, psicólogos, especialistas en urbanismo y ciudadanos. Esta combinación de disciplinas hace que en FUTURE-CITIES participen grupos de investigación de varias facultades de la Universidad de Oporto como la de ingeniería, la de psicología y la de ciencias.

(Fuente: Cordis)