Un sistema convierte cualquier superficie plana en una pantalla táctil

Buscar

Suscripción Newsletter

Introducir e-mail

Archivo mensual

Próximos Eventos

No hay eventos por el momento
Un sistema de bajo coste desarrollado por la Universidad Tecnológica Nanyang (NTU, Singapur), basado en los principios de la vibración y de captación de imagen, y que es capaz de seguir los movimientos de varios dedos y de los objetos, puede convertir una ventana de vidrio, una pizarra o incluso una mesa de madera en una superficie sensible, interactiva con el tacto.

Ajustar este sistema en los televisores de pantalla plana existentes las transformará en nuevas pantallas táctiles, a sólo una fracción del coste de las pantallas táctiles que se venden como tales, y que pueden costar decenas de miles de dólares. Una vez conectadas a un ordenador, las pantallas de televisión modificadas se pueden usar de múltiples maneras, incluso como una pizarra digital para dibujar o escribir.

El profesor de NTU Andy Khong, que dirigió la investigación, dice que este sistema ha sido probado en diferentes tipos de superficies. "En el futuro, podrá jugar a videojuegos o dibujar bocetos en las paredes o las ventanas, ya que casi todas las superficies podrán hacerse táctiles con nuestro sistema", asegura en la nota de prensa de la Universidad. Las tecnologías desarrolladas para el sistema ya han dado lugar a varias publicaciones académicas y patentes. Los últimos resultados de la investigación fueron publicados a principios de este mes en la revista del Instituto de Ingenieros Eléctricos y Electrónicos (IEEE), la asociación profesional más grande del mundo del sector.

¿Cómo funciona?

El sistema lleva el nombre de STATINA, y explota los principios de propagación de ondas vibratorias en superficies sólidas. Mediante el uso de unos sensores de vibración de bajo costo y un algoritmo especialmente diseñado, el sistema puede determinar la ubicación de un ligero golpe en cualquier superficie.

Cuando está equipado además con cámaras web de bajo coste, este sistema también puede seguir los movimientos de varios dedos u objetos en cualquier superficie. Dado que las ondas de sonido se propagan a través de la materia a una cierta velocidad, es posible derivar la ubicación del contacto basándose en cuándo recoge la señal cada sensor, agrega el profesor Khong.

Khong y su equipo han estado trabajando en STATINA los últimos cuatro años. Ahora están trabajando para comercializar su invención mediante el desarrollo de un sistema más compacto y para ampliar sus capacidades. Hasta el momento, han puesto a prueba su sistema en superficies como mesas de madera, aluminio, acero, vidrio y plásticos.

(Fuente: Tendencias 21)