Un estudiante de la Universidad de Vigo, premiado por crear un teclado para discapacitados

Buscar

Suscripción Newsletter

Introducir e-mail

Archivo mensual

Próximos Eventos

No hay eventos por el momento
El joven ingeniero de la Universidad de Vigo Jonathan Juncal acaba de recibir un premio tras crear un teclado virtual que permite interactuar a las personas con discacidad. La Fundación Universia y la Fundación Vodafone han galardonado esta idea como el segundo mejor proyecto de fin de carrera de toda España.

Juncal, orgulloso simplemente con haber llegado a la final, compitió con más de 40 proyectos presentados. Los 3.000 euros del proyecto ya tienen destino, El doctorado de Ingeniería Telemática en el que se acaba de matricular. Uno de los directores del proyecto, Enrique Costa, señala la importancia de este tipo de premios para dar visibilidad al proyecto.

La aplicación, que tiene el nombre de VirtualTEC, es una aplicación gratuita que busca mejorar la calidad de vida de las personas con necesidades especiales.

Ayudar a una niña

La idea surgió gracias a una niña que cursa Educación Primaria en el CEIP Seis de Nadal de Vigo, para la que Juncal buscó una aplicación para tablets que le permite interactuar con los que le rodean.

Hasta el momento, la aplicación ha recibido ya un total de 4.253 descargas a través de Google Play y otras 186 activas, es decir, de gente que lo está usando. A ellas se suman las otras 78 realizadas desde Accegal.

Durante este tiempo se ha mejorado en el sistema para adaptarse a las necesidades de los usuarios con diferentes discapacidades. El programa se puede instalar en cualquier tablet o teléfono Android y ofrece diversas opciones de menú. La diferencia es que se aumentan los puntos de contacto y accesibilidad para que una persona con dificultades de movimiento tenga más fácil su acceso. Con este mecanismo pueden acceder a letras, construir frases o palabras y otros símbolos, de modo que pueden expresar sus emociones.

Entre las ventajas del menú figura una opción para guardar los más frecuentes, la posibilidad de traducir las acciones a tres idiomas, gallego, castellano e inglés o de transformar el escrito en una voz.

(Fuente: La Voz de Galicia)