La UE premia una aplicación de la UVigo para inspeccionar antenas 5G con drones

Buscar

Suscripción Newsletter

Introducir e-mail

Archivo mensual

Próximos Eventos

No hay eventos por el momento

El salto a la tecnología 5G ya ha comenzado y el buen funcionamiento de estas redes pasará por la optimización de las antenas inteligentes (beamforming), que son mucho más complejas, además de costosas, que sus predecesoras. La Unión Europea ha premiado una aplicación diseñada por la Universidad de Vigo para inspeccionar estas infraestructuras mediante el uso de drones y que ya está lista para su lanzamiento comercial por parte de las empresas que muestren su interés.

La competición MyGalileoDrone, organizada por la Agencia Europea GNSS, se extendió durante 6 meses. Y el proyecto 5GBeamCheck, liderado por el investigador Borja González Valdés, del grupo de Antenas, Radar y Comunicaciones ópticas (COM), resultó el único español entre los premiados. El cuarto puesto supone además una dotación de 30.000 euros. El concurso distingue aplicaciones o servicios basados en drones que utilicen el sistema europeo de navegación por satélite Galileo. Y también tiene en cuenta el potencial de mercado de la propuesta y el grado de desarrollo del prototipo de cara a su comercialización.

“Las antenas 5G son muy complejas porque emiten diferentes haces en distintas direcciones y deben funcionar muy bien para que la mejoría del servicio sea grande. La aplicación permite realizar una serie de medidas para calibrarlas antes de que comiencen a operar, así como obtener diagnósticos de errores una vez que entren en funcionamiento. La idea es optimizar el servicio que prestan y reducir costes, ya que ayuda a determinar previamente si se puede cubrir un área con una sola antena o es necesario utilizar dos, además de detectar cualquier avería con precisión”, destaca González Valdés.

Los investigadores vigueses desarrollaron la carga que se instala en el dron y contaron con la colaboración de colegas de la Universidad de Oviedo para el tratamiento de los datos registrados durante la inspección. “La idea es que el sistema, que es como una caja, pueda ser instalado en cualquier dron y solo pesa un kilo. Es un sistema completamente autónomo, como si se tratase de una cámara. Y en el futuro intentaremos rebajar el peso para naves más pequeñas pensando en las limitaciones legales en los entornos urbanos”, añade.

El grupo COM, que ya obtuvo un premio europeo Galileo Master en 2019, cuenta con oficinas en Porto do Molle y las pruebas para este proyectos las realizaron con una antena 5G cedida por la empresa Telnet Redes Inteligentes y que instalaron tanto a nivel de superficie como en la parte superior del edificio para simular un entorno real.

La aplicación cuenta con el apoyo de la Axencia Galega de Innovación (Gain) a través de la convocatoria Ignicia y también forma parte de la aceleradora BFAero: “La pandemia paralizó la búsqueda de empresas potencialmente interesadas pero la Xunta nos está apoyando mucho para encontrar empresas que quieran hacer comercial esta tecnología y venderla. Gran parte del premio es debido al trabajo desarrollado para establecer la viabilidad de negocio y el mercado potencial. Y la solución puede interesar a empresas relacionadas con los drones, de tecnología o proveedores de telecomunicaciones, que son los que fabrican las antenas”.

Fuente: Faro de Vigo