Soltec Ingenieros transforma contenedores marítimos en puntos de control de acceso e higienización

Buscar

Suscripción Newsletter

Introducir e-mail

Archivo mensual

Próximos Eventos

No hay eventos por el momento

Desde su nacimiento en 2001, Soltec Ingenieros proporciona servicios de consultoría, diseño de proyectos y control de ejecución, en los sectores de ingeniería, industria, servicios y energía. Fruto de necesidades específicas de los clientes surgen otras líneas de negocio como Norlean, especializada en la creación de gemelos digitales para su aplicación en la industria 4.0, y Versa Real Projects, especializada en la construcción modular.

La empresa fue una de las 20 pymes seleccionadas para el programa Connect-19, la aceleradora de empresas especializada en la comercialización de soluciones innovadoras frente al impacto de la COVID-19, impulsada por la Xunta y Tecnópole. Juan Sanz, responsable de Proyectos de Soltec, explica que “desde Versa Real Projects planteamos un punto de control de accesos basado en la construcción modular con contenedores marítimos. Lo concebimos como un espacio por el que deben pasar las personas antes de acceder a un edificio público, un centro de trabajo, cultural, comercial o de ocio, por citar algunos ejemplos. Mientras se atraviesa, se van sucediendo diversas acciones: toma de temperatura, control de mascarillas, desinfección de suelas de los zapatos e higienización de manos”.

La firma se basa en los protocolos y recomendaciones en la lucha contra la COVID-19 que determinan los organismos nacionales e internacionales. Estudian cada elemento que es necesario incorporar y escapan de soluciones que no hayan sido testadas ni validadas.

La idea surge durante la etapa de confinamiento. “Por aquel entonces todos nos planteábamos cómo podríamos volver a hacer nuestra vida en la calle y desarrollar las actividades personales y profesionales habituales, en qué nuevo escenario de especial seguridad podríamos reincorporarnos a nuestros puestos de trabajo. Como especialistas en construcciones modulares, pensamos que nuestros equipamientos podían ser una buena solución para aquellos casos en que el cliente no disponga de espacio o quiera hacer un control de accesos fuera de sus instalaciones” -señala Sanz-.

La empresa usa tecnologías de inteligencia artificial para el control de temperatura y mascarilla

La construcción modular es una tendencia que está creciendo en estos últimos años, por su versatilidad, precio, rapidez de plazos, capacidad de reconvertir y de trasladar de un lugar a otro. Un modo muy práctico de enfocar la actividad constructiva que sintoniza con una nueva cultura y modos de consumir, a lo que Soltec suma tecnologías basadas en la inteligencia artificial, como las cámaras utilizadas para el control de temperatura y mascarilla.

Este producto puede resultar de interés para plantas industriales y centros de trabajo de cierto tamaño. En general, para edificios y espacios de mucho trasiego de personas, desde estadios de futbol hasta edificios administrativos, universidades y colegios, sin olvidar los complejos hospitalarios. “Otro nicho de mercado son los centros de mayores, porque esta pandemia ha hecho aún más palpable la importancia de que las personas que viven en esas instalaciones puedan recibir visitas de sus familiares, y que al mismo tiempo no supongan riesgos para la salud. Pensando en estos casos estamos trabajando en la opción de convertir el propio punto de control en una sala de visitas, con muebles y una decoración acorde que lo transforme en un espacio lo más acogedor posible, pero sin perder las medidas de seguridad necesarias según las circunstancias de cada momento” -apuntan desde la empresa-.

Fuente: Tecnópole