Siete centros de investigación unen fuerzas para diseñar el envase del futuro

Buscar

Suscripción Newsletter

Introducir e-mail

Archivo mensual

Próximos Eventos

Alargar la vida útil de los alimentos constituye un factor clave para la competitividad de las empresas y para la seguridad y comodidad de los consumidores. Siete centros tecnológicos españoles, entre los que se encuentra el gallego ANFACO-CECOPESCA; han suscrito una alianza estratégica para desarrollar envases inteligentemente activos, capaces de mejorar los procesos de conservación.

La investigación se centra en el aprovechamiento de elementos naturales con poderes antimicrobianos o antioxidantes, que se incorporan en material plástico para obtener films activos destinados a prolongar la vida útil de una variada gama de alimentos: pescados, quesos, embutidos, carnes rojas, frutas o verduras. Las agroalimentarias van conociendo ya el avance de estos revolucionarios envases, fruto de un proyecto que presentará los resultados definitivos a finales de este año.
 
La especialización de los centros participantes en la alianza ha permitido sectorizar las investigaciones y seleccionar los compuestos con mayor efectividad antioxidante o antimicrobiana. Así, el gallego ANFACO-CECOPESCA está trabajando con algas, el extremeño CTAEX con residuos de tomate y de vinificación y el navarro CNTA con residuos de cebolla y pimiento asado. Estudios sobre otros elementos y mejoras en los procesos de conservación están siendo desarrollados también por la vasca Fundación Leia CDT, el Instituto Tecnológico del Embalaje y el Instituto del Plástico valencianos y el Centro Nacional de la Conserva de Murcia.
 
Carlos Navarro, director del área de I+D+i del Centro Nacional de Tecnología y Seguridad Alimentaria de Navarra (CNTA), asegura que "a finales de año, el envase definitivo pueda ser aplicable a un amplio rango de alimentos y mejorar sustancialmente los procesos de conservación". Las investigaciones realizadas han permitido identificar extractos que se están utilizando en la elaboración de envases y en el análisis de la actividad de los films activos. Se trata de la oleorresina de tomate, el alperujo (un subproducto de las almazaras) y extractos de ajo y uva. Además se está trabajando con tocoferol y ácido ascórbico, dos de los principales componentes presentes en las algas.
 
Una poderosa alianza
 
La alianza estratégica Ceide@ está formada por cinco centros tecnológicos agroalimentarios y otros dos especialistas en envasado y materiales plásticos. Los socios se diferencian por su especialización en los subsectores de pesca, conservas vegetales, productos hortícolas y en tecnologías específicamente orientadas al sector agroalimentario. Los miembros del consorcio subrayan que "el proyecto aspira a aumentar la competitividad de las empresas agroalimentarias españolas", un objetivo de suma importancia en los actuales momentos de crisis económica.
 
(Fuente: Cinco Días)