El sector privado, a la cabeza de la innovación en biotecnología

Buscar

Suscripción Newsletter

Introducir e-mail

Archivo mensual

Próximos Eventos

El sector empresarial ha sido el que más ha invertido en actividades de I+D en biotecnología y también es el que más ha incrementado esta partida de gasto. Los datos, que proceden del Instituto Nacional de Estadística (INE), reflejan que el gasto interno en actividades de I+D relacionadas con la biotecnología fue de 1.580 millones de euros en 2016, lo que supone un incremento del 2,6%. Además, este gasto ha supuesto el 11,9% del gasto interno total en actividades de innovación.

Las empresas que lideran la inversión interna total en actividades de I+D en biotecnología, con un 39%, por delante de la Administración Pública (36,6%) y la Enseñanza Superior (24,1%). Además, el ámbito privado también es el que más ha aumentado el gasto interno en actividades de I+D relacionadas con la biotecnología en 2016. En concreto, lo ha hecho un 6,6%, mientras que la Enseñanza Superior lo ha hecho un 0,4% y la Administración Pública ha reducido esta inversión en un 0,1%. Por el contrario, según los datos facilitados por el INE, es el sector público donde más actividades biotech de I+D interna se financiaron (48,7%), seguido por las empresas, que respaldaron el 31,7%.

Por sectores, las empresas dedicadas a los servicios han concentrado cerca del 70% del gasto I+D interna en biotecnología, por delante de la industria (27,5%) y la agricultura el 4,4% restante. Y si se atiende a la aplicación final de los productos obtenidos, la salud humana ha sido la más habitual seguida de la agricultura.

Finalmente, en cuanto a comunidades autónomas, Cataluña, Madrid y Andalucía son las que más invirtieron en actividades de I+D en biotecnología en 2016 con un 30%, 26,1% y 11.5% del total, respectivamente.

Más empleo

En cuanto al empleo en este ámbito, las cifras reflejadas por el INE son positivas. Así, el número total de personas que se dedicaron a actividades de I+D interna en biotecnología, en equivalencia a jornada completa, aumentó un 2,3% en 2016. Es decir, el 12,1% del personal total ocupado en las actividades de I+D y el 1,4 por mil de la población ocupada. Asimismo, la mayoría (56,5%) fueron mujeres, especialmente en el ámbito de la Administración Pública (60,9%).

(Fuente: Innovaspain)