Roberto Verino reorganiza su estructura y acelera para regresar en 2021 al volumen pre-Covid (Tecnópole)

Buscar

Suscripción Newsletter

Introducir e-mail

Archivo mensual

Próximos Eventos

No hay eventos por el momento

Roberto Verino deja atrás el Covid-19 y prepara su estructura para el futuro. La firma gallega, una de las más representativas del diseño de autor de España, finaliza 2021 completando una reorganización que comenzó en 2019 con la creación de una dirección dividida en dos: Dora Casal, directora ejecutiva, y Cristina Mariño (hija del fundador), directora de marca. La empresa, que en 2020 perdió la barrera de los 30 millones de euros por el impacto del Covid-19, prevé recuperar en 2021 la facturación de 2019 y regresar a números negros.

“Hace dos años comenzamos a preparar la estructura para los próximos cuarenta años -explica Casal, que se incorporó a la empresa en 2019 procedente de Adolfo Domínguez-; el Covid-19 nos paró, por lo que han sido tres años de proceso”. La empresa, cuya área creativa sigue liderada por Roberto Mariño (fundador y propietario de la firma), se ha centrado en su estructura organizativa.

Tras este proceso, Roberto Verino está dirigida por el tándem Mariño-Casal, que se reparten las funciones ejecutivas: mientras la primera está al frente de la marca, la segunda lidera ocho direcciones de área (internacional, digital, recursos humanos, logística, e-commerce o márketing) y el comité ejecutivo.

El proceso de reorganización está yendo acompañado de una progresiva recuperación del negocio. “La caída en 2020 fue en línea con el sector, pero en 2021 estamos recuperando posiciones para acercarnos a 2019, aunque está siendo más complicado de lo que preveíamos”, explica Casal, que cita a la quinta ola y a la falta de turismo como factores que han jugado en contra de las ventas de moda.

Las previsiones de Roberto Verino para 2021, ejercicio que cerrará en marzo de 2022, pasan por regresar a las cifras de 2019. De este modo, la empresa recuperará los 34 millones de euros de facturación y regresará a números negros, tras entrar en pérdidas en el ejercicio del Covid-19.

Las previsiones de la empresa contemplan tres aperturas internacionales y tres nacionales en los próximos meses

Pese al frenazo provocado por la pandemia, la empresa ha mantenido su plan de desarrollo con tiendas propias y alianzas con terceros. En 2020, en plena crisis, la compañía puso en marcha cuatro nuevos establecimientos (en México, Portugal y España), hasta sumar 170 puntos de venta en noviembre pasado.

La firma, con sede en el Parque Tecnolóxico de Galicia, en San Cibrao das Viñas (Ourense), ya cuenta actualmente con 175 establecimientos y las previsiones para los próximos meses pasan por sumar tres puntos de venta más internacionales y tres en territorio español. El 20% de la red de distribución de la marca se encuentra en el extranjero.

El plan de desarrollo mediante puntos de venta forma parte del plan estratégico de la empresa para el periodo 2020-2023. “El objetivo no es abrir muchos establecimientos, sino seguir nuestro ritmo”, dice Casal, que explica que otros de los ejes del plan son la internacionalización (la marca está hoy en siete países de forma física y veinte online), la sostenibilidad (“poniendo en valor algo que hace años que hacemos”, señala la directiva) y la digitalización, con la mirada puesta en que el 20% de las ventas de la empresa procedan del canal online en 2023.

Fuente: Moda.es