La pyme suspende en digitalización

Buscar

Suscripción Newsletter

Introducir e-mail

Archivo mensual

Próximos Eventos

No hay eventos por el momento

Las pequeñas y medianas empresas aseguran que se han visto obligadas a retrasar su apuesta digital por falta de conocimientos, recursos y tiempo. Es su gran asignatura pendiente.

El 94,8% de las empresas españolas tiene una plantilla inferior a diez empleados, según recoge el informe Entrepreneurship at Glance 2017 que elabora la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE).

Un alza del 10% en la digitalización incrementaría un 3,2% el PIB en España
Este dato, que explica cómo es el tejido industrial en España -por cierto, no muy diferente al de otras grandes economías-, debería ser suficiente para impulsar una verdadera transformación digital de las pymes, que verían cómo sus negocios ganan gracias a la tecnología lo que ayudarían a toda la economía española a mejorar su productividad -se calcula que con un alza de sólo el 10% de la digitalización en España se incrementaría un 3,2% el PIB y se crearían 250.000 empleos netos adicionales en 2020-.

Pero las cifras, de momento, no invitan al optimismo. El 82% de los autónomos y de las empresas muy pequeñas (aquellas que tienen hasta diez empleados) y el 42% de las grandes empresas (las que declaran tener más de cien trabajadores) aseguran que no cuentan con trabajadores especializados en digitalización. La transformación digital es la gran asignatura pendiente de las pymes, pero esta falta de recursos humanos es sólo una de las barreras que se encontrarán cuando inicien este camino.

Conexiones

Disponer de una conexión fija y móvil adecuada, que les permita estar en contacto por email o por teléfono con sus clientes parece una de las herramientas más obvias, pero aún hay muchas empresas en España que no pueden presumir de tener esta conectividad.

En el informe Estado de la transformación digital en pymes y autónomos, elaborado por eAPyme y Esade, se señala que muchas de las ofertas tecnológicas que las empresas encuentran en el mercado no se ajustan a sus necesidades. Además, muchas empresas se quejan de que no hay herramientas unificadas en el mercado, algo que les obliga a buscar demasiado y que les impide tomar decisiones rápidas.

Como aproximación a la situación del mercado, la empresa de análisis de mercado GFK hizo una encuesta entre más de 1.700 pequeñas y medianas empresas que reveló algunos datos sorprendentes. Quizá uno de los menos llamativos es que un 90% de las pymes y autónomos dispone de un smartphone, pero lo que lo convierte en un dato especial es que, según aseguran un 81% de las mismas, se conecta a Internet a través de dicho dispositivo.

Las pymes confían, por este orden, en las redes sociales, Google Adwords y Paginasamarillas.es para desarrollar su estrategia de publicidad digital y sólo un 6% de las pymes españolas diseñó su propia web en el año 2017 -un 7% tenía intención de abrir una en este año-. La falta de conocimiento, de recursos y de tiempo son los tres argumentos que utilizan para no tener tienda online y sólo un 15% de las pymes españolas asegura tenerla.

A pesar de todo, hay motivos para confiar en un futuro impulso, ya que la digitalización es una de las grandes preocupaciones de las pymes, según el I Estudio sobre el estado de la digitalización de las empresas y las Administraciones Públicas españolas de Vodafone España.

Un viaje que les lleva a la Unión Europea

Otra asignatura pendiente de las pymes es su internacionalización. La mayoría reconoce haber avanzado mucho en este terreno gracias a la crisis económica que las obligó a buscar nuevos mercados. Sin embargo, las empresas tecnológicas de nueva creación ya tienen entre sus objetivos mercados internacionales. El 95% de las start up de base tecnológica dice haber llevado sus productos a la Unión Europea en los últimos años, según un informe elaborado por IE Business School, pero afirman que sólo el 34% de dichas compañías ha conseguido llegar a Asia.

"Del total de ingresos no generados en el mercado nacional, el 66% de las empresas españolas señalaron que la UE supone el 51% o más de su negocio. América Latina solo supuso más de la mitad del mismo en el 7% de los casos. Además, el mercado europeo es más rentable en la relación usuarios/ingresos", señala dicho informe. A pesar de todo, "más de dos tercios de las start up de base tecnológica generarán más negocio fuera de España que dentro en tres meses, una cifra algo inferior a la del año pasado".

(Fuente: Expansión)