La pyme gallega más global es una «spin off» surgida de la Universidade de Santiago

Buscar

Suscripción Newsletter

Introducir e-mail

Archivo mensual

Próximos Eventos

El ránking que elabora Ardán sobre el desempeño internacional de las empresas gallegas sitúa a una firma de Santiago en el número uno del puesto a nivel gallego. Se trata de Mestrelab Research S.L., una spin off surgida de la Universidade de Santiago (USC) hace más de tres lustros, que facturó el pasado año cinco millones de euros (4,6 en el 2018) y tiene en plantilla a cuarenta trabajadores. Esta compañía tecnológica vende un software que permite estudiar la estructura más íntima de la materia, lo que tiene aplicaciones para el sector farmacéutico. El indicador Ardán incluye una serie de variables que van más allá de la mera cifra bruta de facturación en el extranjero: analiza la intensidad exportadora, lo que se vende fuera de la UE, el establecimiento exterior, los empleados dedicados a la internacionalización y los clientes extranjeros, entre otras variables.
 

Universidades como Harvard, Yale, Oxford y Princeton, instituciones como la Nasa y laboratorios como Pfizer o Bayern han utilizado los desarrollos de esta empresa. 

“En la actualidad seguimos trabajando en el desarrollo de nuevas técnicas y aplicaciones de resonancia magnética nuclear, que van desde el análisis automático de moléculas pequeñas a estudios metabolómicos y caracterización de productos naturales; el objetivo es proporcionar una herramienta de análisis que permita una comparación precisa a nivel atómico entre un nuevo biofármaco de esta naturaleza con otro de referencia a fin de garantizar tanto la eficacia del medicamento como la seguridad de los pacientes”, explica Carlos Cobas, fundador de la compañía. 

Mestrelab está también inmersa en el proyecto FutureLab, cuyo objetivo es el desarrollo de un entorno digital inteligente que dé soporte a la globalización, conexión y automatización de los laboratorios en las industrias farmacéuticas, biotecnológicas y químicas, así como a universidades y a centros de investigación gubernamentales. Tal y como explican desde la empresa, se trata de una iniciativa que se encuadra en el modelo de industria 4.0, y que cuenta con apoyo de la Axencia Galega de Innovación (Gain) y con el respaldo financiero de los Fondos Europeos de Desenvolvemento Rexional (Feder). 

Fuente: La Voz de Galicia