El proyecto vigués del coche conectado ya es realidad: entra en el PERTE de la automoción

Buscar

Suscripción Newsletter

Introducir e-mail

Archivo mensual

Próximos Eventos

No hay eventos por el momento

Los fondos Next Generation, articulados por la Comisión Europea para rearmar la economía comunitaria tras el envite de la pandemia, se han concebido como el mecanismo que ha de financiar la transición definitiva de la industria hacia el futuro. El camino de la neutralidad de carbono, de la plena digitalización o la electrificación del transporte.

El Gobierno central creó la figura de los PERTE (proyectos estratégicos para la recuperación y transformación económica), que se aprobarán uno a uno en el Consejo de Ministros y que estarán limitados a aquellos que “contribuyan claramente a la transformación de la economía española”. Poder entrar en uno es logro muy codiciado; los fondos son limitados, y el abanico de aspirantes es grande. Pero Vigo se ha garantizado que estará en el primer PERTE que aprobará el Ejecutivo. El objetivo final, el desarrollo en España del motor eléctrico o electrificado, la fabricación de las baterías y el diseño del vehículo conectado.

El proyecto impulsado por Zona Franca de Vigo, el Centro Tecnológico de Automoción de Galicia (CTAG) junto a Cellnex será realidad. El proyecto Programa Tractor Vehículo Conectado V2X (tecnología que permite la comunicación entre el vehículo y su entorno) tiene como objetivos principales convertir a España en un referente internacional en movilidad conectada y potenciar el I+D+i necesario mediante la creación de una Red de Polos de Experimentación de Movilidad para diversos entornos (urbano, carretera, red de alta capacidad, rural o circuitos) y centros de homologación de productos en cuatro autonomías (Galicia, Cataluña, Castilla y León y Aragón) con centros en la Zona Franca de Vigo, la de Barcelona, Castellolí, Valladolid y Zaragoza. Prevé crear 1.540 empleos en los tres primeros años.

Entre los objetivos está crear un ecosistema innovador en vehículo conectado V2X y autónomo en España, que se posicionará como el campo de pruebas europeo de referencia para el V2X.

Fuente: Faro de Vigo