Policías tecnológicos en el aire gallego

Buscar

Suscripción Newsletter

Introducir e-mail

Archivo mensual

Próximos Eventos

No hay eventos por el momento

El Ayuntamiento de Sanxenxo puso en marcha una iniciativa de vigilancia y seguridad con drones en las playas más concurridas de las Rías Baixas para asegurar el mantenimiento de las medidas de protección ante la crisis sanitaria de la Covid-19. Esta nueva actuación supone un paso más en el mantenimiento de la seguridad, después de que las parcelas colocadas en la playa de Silgar, establecidas para mantener efectiva la distancia entre usuarios, fueran rechazadas por los bañistas en los primeros días de sol y altas temperaturas.

La presentación oficial del proyecto AeroCovid se realizó en la playa de Areas. En el acto estaban presentes el alcalde, Telmo Martín; el director ejecutivo de la empresa Aerocámaras, encargada de desarrollar dicho proyecto, Jaime Pereira Gil; y policías locales, previamente formados por la compañía como pilotos profesionales de drones. Así, presentaron las ventajas y funcionamiento de este novedoso sistema de vigilancia y seguridad.

El plan AeroCovid fue realizado por la empresa Aerocámaras en colaboración con el Instituto Tecnológico de Galicia (ITG). Los drones permiten hacer un recuento de las personas presentes en un determinado espacio y medir la distancia existente entre ellas. Durante el acto de presentación se destacó la versatilidad de uso y aplicaciones de este tecnológico método, ya que puede ser empleado para el rescate de personas, la vigilancia de eventos multitudinarios o la realización de evaluaciones de riesgo y vigilancia en materia urbanística. Así, esta herramienta también podrá ser utilizada para la supervisión nocturna, facilitando de esta forma el trabajo de seguridad y vigilancia de las fuerzas locales tanto en espacios naturales como en el medio urbano.

AeroCovid funciona siguiendo una serie de pasos: en primer lugar, los drones realizan un análisis de la situación. La persona encargada de su manejo define el área de actuación, el aforo máximo de la zona, los períodos de vigilancia y las rutas de vuelo. Para continuar se determina su planeo, calculando la ruta más adecuada, los ángulos de grabación y las distancias que cubrirá el aparato. El recuento de personas se realiza tomando imágenes de alta calidad, disponibles en tiempo real para las autoridades responsables de la vigilancia. En cuanto a la privacidad de los ciudadanos implicados, cuestión que podría llegar a suscitar cierta polémica, el sistema difumina, de manera automática e inmediata, los rostros de las personas presentes en las imágenes que se toman, guardando de esta forma el anonimato.

Uno de los valores fundamentales y a destacar de los aparatos no tripulados es su flexibilidad de vuelo. Según indica la empresa “esta característica facilita acceder a lugares de difícil acceso, permitiendo un sistema de patrullaje exhaustivo y una efectividad superior a otros sistemas”. Este método de vigilancia necesita poco personal operativo, por lo tanto, según informa Aerocámaras, “supondrá un ahorro significativo de gastos en materia de vigilancia y seguridad”.

Página web

Los usuarios podrán consultar todos los datos de las playas en tiempo real en la página de AeroCovid. La web contiene información de utilidad como el porcentaje de ocupación de las playas, el tipo de oleaje, viento y temperatura presente. Así se podrán ver los informes de 15 arenales de la zona. Entre las opciones de visualización para los ciudadanos también se presentan numerosas imágenes, opción de acceso a un streaming y un mapa para poder localizar la zona.

Fuente: El Progreso