Nuevos materiales que ayudan a detectar en los alimentos compuestos perjudiciales y sustancias beneficiosas para la salud

Buscar

Suscripción Newsletter

Introducir e-mail

Archivo mensual

Próximos Eventos

No hay eventos por el momento

Investigadores de la Universidad Rey Juan Carlos están aplicando nuevos materiales para detectar en los alimentos que ingerimos compuestos perjudiciales y sustancias beneficiosas para la salud

La calidad y seguridad alimentaria constituye, hoy en día, una de las principales preocupaciones dentro del ámbito alimentario que conlleva hacer frente a nuevos retos para garantizar la salud de los consumidores y satisfacer sus demandas cada vez más exigentes.

Este hecho ha generado la necesidad de los investigadores de la URJC de desarrollar nuevas metodologías analíticas avanzadas que permitieran detectar situaciones que pudieran incidir negativamente en la calidad y seguridad alimentaria, y cuya posterior implantación pueda constituir la base de tecnologías eficaces que vayan destinadas a mejorar la calidad y seguridad de los alimentos.

Análisis de alimentos

Dada la complejidad de los alimentos, su análisis requiere de un adecuado tratamiento previo, siendo ésta una de las etapas más laboriosas de cualquier método analítico. En este sentido, la tendencia actual se encamina hacia el desarrollo de nuevos materiales lo que, combinado con potentes técnicas instrumentales de análisis rápidas, sensibles y selectivas, da lugar a metodologías rápidas, eficaces y respetuosas con el medio ambiente como la que los investigadores están llevando a cabo.

En esa línea y tras cuatro años de trabajo dentro del proyecto AVANSECAL-CM, los investigadores del Grupo de Química Analítica Aplicada a medio ambiente, alimentos y fármacos de la URJC han demostrado la importancia de utilizar sílices mesoestructuradas en el desarrollo de metodologías analíticas que permiten detectar y controlar la presencia de compuestos perjudiciales para la salud (fármacos, hormonas, pesticidas, etc.) en aguas y alimentos como leches y carnes.

“Gracias a la aplicación de estos nuevos materiales también ha sido posible determinar importantes sustancias bioactivas beneficiosas para nuestro organismo, como compuestos fenólicos en frutas y frutos silvestres, zumos a base de frutas o verduras, entre otros. Sustancias muy relacionadas con la calidad de los mismos dado su papel protector frente a diversas patologías”, destaca la catedrática y profesora de Química Analítica en la URJC que está liderando el proyecto, Isabel Sierra Alonso.

Los compuestos fenólicos son un grupo muy numeroso de sustancias ampliamente distribuidas en el reino vegetal (ácidos fenólicos, flavonoles, flavonas, antocianidinas, flavanoles, etc.). En esta línea, existen numerosas evidencias científicas que asocian el consumo de alimentos ricos en compuestos fenólicos con una serie de efectos beneficiosos sobre la salud que permiten reducir el riesgo de padecer enfermedades crónicas como el cáncer, la diabetes, enfermedades neurodegenerativas y cardiovasculares, e incluso retrasar la aparición del envejecimiento.

Los resultados obtenidos con las sílices mesoestructuradas preparadas y evaluadas por los investigadores de la URJC permitirán mejorar los resultados obtenidos con otros materiales comerciales que se están utilizando actualmente en los laboratorios de análisis.

(Fuente: URJC)