Un nuevo método con nanoestructuras consigue hacer transparente cualquier metal

Buscar

Suscripción Newsletter

Introducir e-mail

Archivo mensual

Próximos Eventos

No hay eventos por el momento

Un estudio internacional con participación del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) ha demostrado que se pueden obtener metales transparentes. Mediante el uso de nanopartículas o nanohilos metálicos, los investigadores han creado un metamaterial hecho de metal pero que imita el vidrio; transparente en el infrarrojo pero con la conductividad de un metal. Los investigadores sostienen que mediante esta nanoestructuración se puede hacer transparente cualquier metal.

El estudio, que se ha publicado en Nature Communications, podría tener diversas aplicaciones, como nuevos componentes ópticos para análisis y comunicaciones, en células solares donde son claves los electrodos transparentes por su alto rendimiento, o como vidrios resistentes en ipads y móviles, entre otras.

“La idea empezó como un juego después de ver un episodio de Star Trek, donde la tripulación de la Enterprise usaba aluminio transparente para transportar y salvar una ballena”, explica Vincenzo Giannini, investigador del CSIC en el Instituto de Estructura de la Materia, que ha participado en el estudio. “La idea era ver si podría existir un metal transparente. La respuesta es afirmativa y hemos conseguido demostrarlo teórica y experimentalmente”, añade Giannini. Este trabajo es fruto de la colaboración entre el CSIC, el Imperial College London, la Universidad de Vigo y la Universidad de Tarragona.

“Hemos descubierto que se pueden obtener metales más transparentes en el infrarrojo incluso que la mayoría de los vidrios”, señala Giannini. “Explicado de manera sencilla: hemos averiguado que, usando nanoparticulas o nanohilos metálicos, es posible crear un metamaterial hecho de metal pero que imita un vidrio, de forma que conseguimos tener un nuevo material que tiene la transparencia del vidrio y la conductividad de un metal”.

Los investigadores han demostrado su planteamiento con un experimento con nanopartículas de oro. Investigadores de la Universidad de Tarragona y de Vigo han elaborado una lámina construida con nanoparticulas ordenadas de oro. “Luego se ha medido si la luz la atravesaba”, explica Giannini. “En principio una lámina continua de oro con esas dimensiones es un espejo perfecto, pero lo que hemos logrado es una lámina transparente, confirmando así la teoría”.

(Fuente: CSIC)