Novedosa arma del CHUS para destruir células cancerígenas

Buscar

Suscripción Newsletter

Introducir e-mail

Archivo mensual

Próximos Eventos

No hay eventos por el momento

El servicio de Hematología y Hemoterapia del CHUS está más cerca de contar con una novedosa técnica que destruye células cancerígenas y que sólo hay en un reducido grupo de hospitales españoles, tras conseguir la acreditación europea y americana Jacie, que le acaba de ser concedida por los estándares de calidad del Programa de Trasplante de Progenitores Hematopoyéticos (de médula ósea).

Desde el servicio, que dirige el doctor José Luis Bello, se considera este reconocimiento como un paso más para introducir, en los próximos meses, “novedosas terapias antitumorales basadas en la inmunoterapia, como la terapia celular con linfocitos T modificados genéticamente, conocidas como CAR-T”.

Se trata de unas terapias con resultados “cada vez más prometedores”. Así, la implementación de estas nuevas estrategias terapéuticas en el CHUS “supondrá un avance sustancial para todos los pacientes oncohematológicos, que podrán beneficiarse de estos tratamientos sin necesidad de trasladarse a hospitales de otras comunidades”.

La Jacie certifica el cumplimiento de los estándares organizativos y de calidad en el Área de Trasplantes Autólogos y Alogénicos en pacientes adultos y pediátricos, tanto en el área de obtención celular de médula ósea y sangre periférica (banco de sangre) como en el área de procesamiento celular (Laboratorio de Criobiología, Cultivos y Terapia Celular del Trasplante). Fundamentalmente certifica que se opera con un sistema de gestión de calidad eficaz, que los procedimientos se llevan a cabo de acuerdo con las normas internacionales establecidas, y que todo se hace con la implicación y coordinación de todos los profesionales que intervienen. Es el medio por el cual se puede demostrar un nivel de excelencia en el trasplante de médula ósea. Con este distintivo, el área sanitaria compostelana se convierte en la primera en Galicia en conseguirlo y de las pocas españolas en recibirlo.

Fuente: El Correo Gallego