Nace una nueva spin-off de la USC con aplicaciones para la salud e investigación

Buscar

Suscripción Newsletter

Introducir e-mail

Archivo mensual

Próximos Eventos

No hay eventos por el momento

Tras años de trabajo e investigación en el área de la microfluídica, la fotónica y la biotecnología, acaba de constituirse como empresa BFlow, una spin-off de la USC y el Instituto de Investigación Sanitaria de Santiago de Compostela (IDIS), que forma parte del BioIncubatech.

Se trata de una iniciativa que fue posible gracias a la colaboración de un equipo de socios promotores como María Aymerich, Maite Flores, Ezequiel Álvarez o Alberto Pérez Muñuzuri, todos ellos investigadores que fueron imprescindibles para sacar adelante esta nueva empresa, que estará dirigida por María Seoane.

Según indican, BFlow pretende ofrecer soluciones de microfluídica gracias a un diseño personalizado y a la fabricación de un chip con microcanales sobre los que se puede realizar cultivos celulares. Así, en investigación preclínica, esta tecnología posibilita probar las moléculas y fármacos en unas condiciones muy similares a las de un ser vivo, por lo que, utilizada antes de pasar a la fase de ensayo con animales, permite identificar a los candidatos con más posibilidades de superar ese test, ahorrando tiempo, medios y costes, y reduciendo el número de animales de experimentación.

Los responsables aseguran que la solución de BFlow incorpora varias características únicas que la diferencian del resto de soluciones del mercado. Entre ellas, destacan la gran variedad de opciones de diseño de microcanal, así como de materiales. Todo, sin la necesidad de realizar prototipos, lo que la convierte en una alternativa de gran utilidad para los laboratorios y compañías farmacéuticas, al ofrecer una solución personalizada, puntera, rápida y económica.

Desde BioIncubatech aseguran que las soluciones de BFlow tienen un amplio campo de aplicación que va desde la cura de heridas hasta la minería o el tratamiento de residuos, una flexibilidad que se debe sobre todo a su capacidad de ofrecer información en tiempo real para una mejor monitorización en situaciones que requieran la aplicación de flujo.

La iniciativa, que lleva años fraguándose, cuenta con varias distinciones por su aplicabilidad e innovación. Destaca el Premio de transferencia de tecnología Francisco Guitián Ojea y también el galardón concedido a Jóvenes Investigadores Ernesto Viéitez, ambos otorgados por la Real Academia Galega de Ciencias. Además fue certificada como iniciativa Empresarial de Base Tecnológica por la Xunta de Galicia y fue galardonada como Mejor Idea Empresarial por la propia USC.

Asimismo, destacar que BioIncubatech, situada en el edificio Emprendia de la USC, es la primera bioincubadora de Galicia y la única en España especializada en proyectos biotecnológicos aplicados a la salud y al sector agroalimentario. Conjuga unas infraestructuras de gran calidad con programas de incubación y aceleración, con el fin de atraer talentos de todo el mundo a Galicia. Esto le permite acoger actualmente hasta 22 proyectos, la mayoría de ellos enfocados a mejorar el sector de la salud.

Este innovador proyecto de la USC cuenta con la colaboración de Uninova y la Cámara de Comercio de Santiago y está financiado por la Fundación Incyde junto a la Axencia Galega de Innovación de la Xunta.

Fuente: El Correo Gallego