Más secuelas del Covid en el tejido empresarial

Buscar

Suscripción Newsletter

Introducir e-mail

Archivo mensual

Próximos Eventos

No hay eventos por el momento

El fuerte impacto de la depresión económica causada por el Covid-19 en España se refleja no sólo en el histórico hundimiento de la actividad o el fuerte aumento de la población inactiva (sumando parados y trabajadores en ERTE). También la creación de empresas registró el menor nivel en 14 años, tras retroceder un 15% el pasado ejercicio. Un indicador que refleja una de las secuelas de la pandemia más preocupantes para nuestra economía: el desincentivo a emprender nuevas aventuras empresariales debido al drástico deterioro de las expectativas.

Las cifras de creación de empresas en 2020 son incluso inferiores a las que se dieron en la recesión iniciada en el año 2008, lo cual muestra el enorme recorrido pendiente para regresar a la normalidad perdida en materia de nuevos proyectos empresariales. En la anterior contracción fue necesario más de un lustro para recuperar el dinamismo emprendedor exhibido anteriormente por nuestra economía. Un precedente preocupante debido a su impacto potencial en el empleo.

A menos proyectos empresariales nuevos, menor capacidad de que se puedan generar más puestos de trabajo. Por eso es también una mala noticia que las comunidades autónomas en las que más cayó la creación de compañías durante el año pasado sean también algunas de las que tienen peores cifras de empleo, como Canarias, La Rioja o Aragón. Un hecho que, sumado a las dificultades financieras que afrontan muchas de las empresas que han logrado sobrevivir por ahora a la depresión pandémica, debido a las cuales el Gobierno ha puesto por fin en marcha ayudas directas para reforzar su solvencia, empaña las esperanzas de una veloz recuperación del mercado laboral durante los próximos meses.

La vicepresidenta económica, Nadia Calviño, anticipó que tras un primer trimestre “muy duro”, el segundo será de transición antes de alcanzar la ansiada reactivación ya en verano gracias al proceso de vacunación masiva. El incremento del 19% de los concursos empresariales hasta marzo corrobora esta peor perspectiva, ante la que es preciso no sólo prolongar las medidas de apoyo a empresas y autónomos, como volvió a prometer Calviño, sino también reformas estructurales que impulsen la competitividad, el empleo y la creación de empresas.

Fuente: Expansión