La madera, útil para fabricar bioplásticos o producir grafeno

Buscar

Suscripción Newsletter

Introducir e-mail

Archivo mensual

Próximos Eventos

No hay eventos por el momento

La madera podría convertirse en el nuevo petróleo. En el camino hacia una economía sostenible algunos expertos consideran que es “la materia prima del futuro”. La madera no solo sirve para hacer muebles o producir pasta de papel. Sus utilidades son enormes y pueden aplicarse a sectores como la construcción, el naval, la automoción o la industria farmacéutica.

Entre los usos más innovadores está la fabricación de bioplásticos. Ahora que se intenta rebajar el volumen de producción de plásticos a nivel mundial, se ha descubierto que se puede fabricar un material parecido, pero sostenible, a partir de la fibra de la madera y que podría usarse, por ejemplo, en la automoción.

Pero el sector forestal podría producir también grafeno. Se trata de una sustancia formada por carbono puro que se utiliza en la fabricación de dispositivos electrónicos. Pues bien, este carbono que hasta ahora se extraía del petróleo, también se encuentra en la madera.

Otra posible aplicación sería la fabricación de biodisolventes, pinturas hechas a base de resina, así como el aprovechamiento de productos forestales para la industria cosmética y la farmacéutica. “La aspirina, por ejemplo, se extrae de la corteza de los árboles”, explica el ingeniero forestal Juan Picos.

La Xunta planea impulsar, con la ayuda de fondos europeos, una fábrica de viscosa en la que se aprovecharían los recursos forestales para producir fibras textiles. A estos usos se suma la producción de biomasa, que está teniendo un importante auge en la generación de energía térmica.

“Hay que potenciar también el uso de la madera en la construcción, podrían hacerse revestimientos de madera para cruceros o en hoteles e incluso usar en la automoción para descarbonizar el sector”, añade Picos.

Fuente: La Voz de Galicia