Los incentivos basados en la productividad se imponen en el futuro de las retribuciones salariales

Buscar

Suscripción Newsletter

Introducir e-mail

Archivo mensual

Próximos Eventos

No hay eventos por el momento
Los incentivos salariales basados en la productividad individual de los trabajadores se imponen en el futuro de las retribuciones, en sustitución de los convencionales incrementos referenciados en la inflación. Así lo explicó Octavio Garrido, director de desarrollo de negocios de IMP Consultores, en la charla que dio este martes en Tecnópole ante un nutrido grupo de empresarios.

Según este experto, los principales factores a tener en cuenta en el diseño e implantación de un sistema de incentivos en función de la productividad dependen principalmente de lo definidos y estandarizados que tenga una empresa sus procesos productivos, de lo capacitada y formada que tenga a su plantilla y de un robusto y completo sistema de información y control.

Tal y como expuso Garrido durante su charla, estos sistemas benefician a las empresas porque “alinean los intereses de todos, desde la dirección hasta los empleados, mejoran el sentimiento de equipo, aumentan la motivación y optimizan los resultados de la empresa al recompensar la calidad y el valor aportado”.

Sobre el nivel de implantación que tienen estos sistemas en España, aseguró que va en aumento, ya que no se enmarcan únicamente en el sector industrial, sino también en el de servicios. “Además, mejoran la imagen de la empresa para sus empleados al ser un sistema win-win, en el que el beneficio propio redunda en el beneficio general”, explica.

IMP Consultores es la matriz de Senda Lean, que se instaló a principios de año en Tecnópole con el objetivo de ofertar soluciones personalizadas a empresas que precisan mejorar su productividad para ser más competitivas. Según sus promotores, mediante una metodología que interviene introduciendo la innovación sobre todos los procesos y operaciones de la empresa, se consigue optimizar el rendimiento y la eficacia del trabajo.

(Fuente: IMP Consultores)