Las empresas de Tecnópole comienzan a practicar la innovación abierta a partir de un original encuentro basado en los cinco sentidos

Buscar

Suscripción Newsletter

Introducir e-mail

Archivo mensual

Próximos Eventos

No hay eventos por el momento
Las empresas y centros de conocimiento instalados en el Parque Tecnolóxico de Galicia-Tecnópole iniciaron el pasado viernes una nueva dinámica basada en la innovación abierta para enriquecer sus nuevos proyectos gracias a la colaboración externa. La experiencia se puso en marcha gracias a la iniciativa de la sociedad gestora de Tecnópole, que organizó para ellas un encuentro basado en estimular la innovación abierta mediante estímulos sensoriales.

En el evento, titulado '5 Sentidos para Innovar', participaron las empresas y centros de conocimiento actualmente instalados en Tecnópole, que tuvieron ocasión de interrelacionarse y compartir conocimientos y oportunidades para colaborar en proyectos innovadores. El original planteamiento del encuentro empresarial mereció el apoyo de la Fundación Española para la Ciencia y la Tecnología (Fecyt), que la seleccionó como acción subvencionable en el marco de su Programa de Fomento de la Cultura Científica y de la Innovación.

El encuentro fue diseñado con el objetivo de lograr que los empresarios se introduzcan en la lógica de la innovación abierta, que implica que los procesos de innovación salgan de los departamentos de I+D de las empresas para dar lugar a dinámicas basadas en la colaboración, es decir, permitir que la innovación proceda de fuera de la organización (de clientes, proveedores, etc.). En concreto, para favorecer la interrelación y el desarrollo de negocio entre las empresas y los centros de conocimiento de Tecnópole, el encuentro del viernes buscó propiciar un flujo de innovación abierta entre las organizaciones que tienen sus centros de trabajo en el recinto.

Con este fin, se habilitó un espacio pensado para estimular cada uno de los cinco sentidos y orientado a crear una predisposición positiva a compartir, colaborar y abrir la mente a nuevas posibilidades. En ese espacio intervinieron de manera sucesiva empresarios de Tecnópole y expertos en innovación.

Durante la clausura del encuentro, la directora de Tecnópole, Luisa Pena, anunció que en las próximas semanas entrará en funcionamiento un portal web en el que se dará continuidad a las experiencias de innovación iniciadas y que permitirá el inicio de otras nuevas, mediante un sistema de intercambio de intereses y un soporte experto a las empresas y centros de conocimiento participantes.

Disparador de ideas de negocio

El núcleo del encuentro fue la puesta en marcha de dinámicas novidosas asociadas al proceso natural de los sentidos con el objetivo de favorecer el conocimiento mutuo entre las empresas participantes para poder identificar alianzas basadas en la innovación. En este ámbito, los representantes de cinco empresas (Coasa, Itega, Gaélica Solar, Kinetika Innovacións Estruturais e Ingeo), un centro tecnológico (Laboratorio Oficial de Metroloxía de Galicia) y la Cámara Oficial de Comercio de Ourense hicieron rondas rápidas de presentaciones en seis minutos en el espacio oído durante las que expusieron las claves de su actividad y compartieron sus demandas de tecnología para abrir así el camino a proveedores de su ámbito más próximo.

Paralelamente, varios expertos protagonizaron intervenciones provocadoras en el espacio tacto con el objetivo de romper con la percepción convencional de la innovación. Los responsables del centro tecnológico Gradiant y de la empresa Dnet, Luis Álvarez Sestelo y Manuel Montes, expusieron claves prácticas para practicar la innovación abierta con base en la experiencia adquirida en proyectos comunes. Una de las ideas clave que defendieron fue la necesidad de compartir para innovar, filosofía que ellos mismos pusieron en práctica con su disparador de ideas de negocio. Esta iniciativa supuso que los dos expertos compartieran ideas rentables y factibles que aún nadie puso en el mercado e invitaran a los empresarios de Tecnópole a explotarlas libremente.

Por su parte, el fundador de Bridge Mediatech, Andrés Mazaira, lanzó una reflexión sobre los costes económicos del valor añadido. Marcos Pérez, organizador del evento TEDxGalicia (que este año tendrá lugar en Tecnópole) y Daniel Álvarez, fundador del Instituto Ben Pensante, fueron los encargados de cuestionar paradigmas en sesiones en las que fomentaron la participación de los empresarios asistentes, animados a respostar ante retos que lanzaron los expertos.

Los espacios dedicados al olfato y el gusto estaban diseñados para facilitar la interacción entre los asistentes y para identificar potenciales alianzas entre ellos. Como complemento de estos, había un último espacio consagrado a uno hipotético 'sexto sentido', entendiendo este como la habilidad para innovar, en el que se lanzaron continuos retos a los participantes para estimular su creatividad.

(Fuente: Tecnópole)