El laboratorio de biotecnología de Tecnópole acoge una empresa de I+D y servicios avanzados de seguridad alimentaria

Buscar

Suscripción Newsletter

Introducir e-mail

Archivo mensual

Próximos Eventos

No hay eventos por el momento

El laboratorio de biotecnología del Parque Tecnolóxico de Galicia-Tecnópole inicia una nueva etapa con la instalación de la sede central de la empresa Akunatura (link is external) en 225 de sus 310 metros cuadrados. La empresa combinará la I+D y la prestación de servicios integrales de calidad y seguridad alimentaria con el asesoramiento gratuito a otras empresas y centros de conocimiento interesados en utilizar los equipos del laboratorio de biotecnología, que continuarán accesibles en el espacio reservado a este fin.

Esta infraestructura científico-tecnológica nació hace siete años para ofrecer equipamiento especializado a empresas y centros de conocimiento bajo unas condiciones de uso sin precedentes, según se concluyó del análisis realizado sobre laboratorios de estas características de todo el Estado. La instalación de la nueva empresa, que contará con equipos propios y podrá usar también los comunes, se compatibilizará con el acceso por parte de empresas externas, con el valor añadido del asesoramiento experto prestado por los técnicos de Akunatura de manera gratuita.

Akunatura nació en 2007 con el objetivo de cubrir con un catálogo de servicios integrados todas las necesidades de la industria alimentaria en materia de seguridad y calidad. El laboratorio de biotecnología de Tecnópole, sede central que se complementa con el trabajo realizado en la delegación de Castilla y León, es donde sus biólogos, químicos e ingenieros desarrollarán dos proyectos de I+D especializados en la detección de contaminantes especialmente sensibles en el agua de consumo humano: los plaguicidas y los hidrocarburos aromáticos policíclicos –derivados por ejemplo de los combustibles fósiles usados en transporte–, ambos potencialmente cancerígenos.

En una segunda fase de los proyectos se buscará la aplicación de estas técnicas al estudio de la influencia de los parámetros analizados en agua de consumo de granjas y el efecto que producen en el crecimiento animal y la calidad del producto final.

Adaptación a las normativas

Los responsables de la empresa sitúan su ventaja competitiva en la prestación de un servicio integral que ofrece la tranquilidad de estar siempre al tanto de las continuas modificaciones y actualizaciones de las normativas estatales e internacionales. Un ejemplo es la exigencia establecida en España para que antes de finales de este año todos los análisis de agua de consumo incluyan la detección de radioactividad.

Los servicios de Akunatura, que aspira a convertirse en centro de referencia en su ámbito, cubren todas las fases de la calidad y la seguridad de la industria alimentaria, con análisis de aguas, estudios nutricionales, protocolos de manipulación para evitar la legionela, estudios de superficies y ambientes... y también los análisis microbiológicos necesarios para que cualquier empresa cosmética pueda sacar un nuevo producto al mercado. Además, se ocupan de realizar en nombre de sus clientes todos los trámites relacionados con la seguridad (como las autorizaciones y los registros sanitarios) y los asesoran en la implantación de las normas con proyectos a medida.

Su cartera de clientes está formada por empresas privadas y entidades públicas –como la Xunta de Galicia y varios concellos–. Recientemente, lograron un acuerdo con un grupo internacional para avalar mediante el sello Calidad Alimentaria sus productos en mercados europeos.

Por otra parte, en su nueva sede en Tecnópole la empresa ofrecerá cursos, seminarios y talleres sobre las últimas tendencias, equipos y protocolos en materia de seguridad y calidad, además de abrir sus puertas a escolares y otros colectivos ciudadanos con el objetivo de divulgar la importancia de estos procedimientos para la salud pública.

(Fuente: Tecnópole y Akunatura)