La Xunta prevé movilizar 1.625 millones de euros en innovación hasta 2020

Buscar

Suscripción Newsletter

Introducir e-mail

Archivo mensual

El Consello de la Xunta aprobó la semana pasada la llamada Estrategia de Especialización Inteligente (Ris3) en la que se diseña el nuevo modelo productivo de la comunidad basado en la innovación y que resulta un instrumento obligado para recibir fondos de la UE para el periodo 2014-2020, que en esta ocasión deja en un segundo plano la financiación de infraestructuras.

El objetivo de este plan es movilizar durante los próximos siete años 1.625 millones de euros en innovación, de los que la cuarta parte, 400 millones, corresponderían a la aportación de la empresa privada, que así incrementaría su participación en esta actividad del 42% actual al 50%. Otro de los retos que se marca este programa es "captar a grandes empresas y multinacionales" para que levanten en la comunidad nuevos centros de investigación o acceder a industrias de alta tecnología como la aeroespacial o aeronáutica.

"Vamos a cambiar e reinventar nuestro modelo productivo de forma que se posibilite un crecimiento sostenible y la creación de empleo estable y de calidad", resumió el conselleiro de Industria, Francisco Conde, que junto con el presidente, Alberto Núñez Feijóo, presentó las líneas generales del Ris3, que fue diseñada con la participación de más de 240 agentes -empresas, universidades, clústers o centros de investigación-.

Esta estrategia es imprescindible para poder recibir los fondos europeos -ya aprobados-, ya que las regiones deben presentar un documento en el que especifiquen el destino de los mismos y las ventajas comparativas de cada territorio. Así, la Xunta prevé movilizar inversiones por un total de 1.625 millones de euros. De ellos, según detalló Conde, 930 procederán de fondos propios de la Xunta y de la UE, 400 de la iniciativa privada y el resto, unos 300 millones, de diversos programas específicos también de la Unión Europea.

Una de las líneas que seguirá el Gobierno gallego será la promoción de nuevos centros de investigación en Galicia, tanto por parte de empresas ya consolidadas en la comunidad como Citroën, Telefónica, Indra o Siemens, como por parte de grandes empresas y multinacionales que buscan nuevas ubicaciones para sus laboratorios.

El conselleiro de Industria avanzó que en 2014 se estrenará ya esta vía con una línea de ayudas de un millón de euros. "Espero que no tengamos que utilizar un euro y que las empresas vengan sin ningún tipo de subvención", terció Feijóo.

Tres grandes retos

Con la mirada puesta siempre en la innovación y la implantación de nuevas tecnologías, la Ris3 pretende alcanzar tres retos: un nuevo modelo de gestión de los recursos naturales y turísticos, un nuevo modelo industrial enfocado hacia las demandas y necesidades del tejido productivo y un nuevo modelo de vida saludable "cimentado" en el envejecimiento activo.

Como líneas de actuación más concretas, Conde citó el desarrollo de nuevos productos vinculados al mar y a la acuicultura a través de la biotecnología, la obtención de biocombustibles, fármacos y cosméticos de origen marino o la diversificación de la producción de biomasa. Para el turismo, una idea es desarrollar aplicaciones móviles y abrir nuevos canales de comercialización directa.

Sobre la apuesta industrial, se quiere mejorar la competitividad de los sectores con más peso en la economía gallega, como el textil, naval o automoción y reorientar actividades tradicionales, como la auxiliar del automóvil o del naval, para "acceder a industrias de alta tecnología como la aeronáutica o la aeroespacial".

En cuando al modelo de vida saludable, la Xunta apuesta por nuevas tecnologías para aumentar la autonomía de personas mayores con discapacidad o crear "alimentos funcionales" para enfermos de diabetes u obesidad.

(Fuente: Faro de Vigo)