La prótesis personalizada que desaparece y regenera el hueso

Buscar

Suscripción Newsletter

Introducir e-mail

Próximos Eventos

No hay eventos por el momento
Las prótesis son extensiones artificiales cuyo objetivo es reemplazar las partes del cuerpo humano que hayan sido perdidas por algún tipo de amputación o no existan a causa de una agenesia. A pesar de sus elevadas prestaciones, en ocasiones, pueden ser de una talla que no se ajuste a las necesidades biomecánicas del paciente, lo que puede afectar su movilidad y reducir su confort.
 
La empresa Neo Surgery ha dado un paso adelante en la implantación de prótesis personalizadas con un prototipo desarrollado con materiales innovadores reabsorbibles que permiten hacer desaparecer estos dispositivos protésicos cumpliendo la misma función de discos invertebrados que desempeñan las prótesis médicas.
 
"Son unas cajas que permiten la desaparición del material y lo sustituye por células que genera el propio cuerpo del paciente", explica Montse Charles, responsable de operaciones.
 
Entre las principales ventajas que ofrece este pionero sistema protésico figura la prestación que evita el uso de materiales médicos externos al cuerpo humano. "La prótesis desaparece y así se evita el padecimiento del paciente de las reacciones secundarias habituales tras la implantación de un aparato de este tipo".
 
Junto a este beneficio se une la regeneración ósea de las zonas más dañadas de la persona intervenida. "El material empleado es un polímero, un ácido poliláptico que funciona a modo de composite que no sólo logra hacer desaparecer la prótesis sino que fomenta el crecimiento del hueso deteriorado", añade esta experta.
 
"Lo más novedoso es que logra regenerar el hueso en función de las propiedades biomecánicas que requiere el paciente", subraya Javier Vilana, miembro del equipo de investigación de Neo Surgery.
 
73 socios
 
El proyecto, financiado por la Comisión Europea y denominado Custom IMD, cuenta con 73 socios entre los que figura Aimplás (Instituto Tecnologico del Plastico); el centro tecnológico Inasmet de Tecnalia y la propia empresa Neo Surgery.
 
La empresa, especializada en el desarrollo de productos quirúrgicos ha ideado una línea de productos novedosos que permiten ofrecer prótesis a la medida del paciente. Su principal innovación radica en poder proporcionar a las personas que sufren esta deficiencia "una mayor seguridad en la implantación protésica". "Hemos creado unos modelos que evitan la extrusión de la prótesis debido a una mayor presión contra la piel", señala el investigador.
 
Se trata de un aparato protésico que funciona con discos invertebrados y que a modo de amortiguadores se ubican entre las vértebras de la columna para adaptarse como un guante a la fisionomía del paciente.
 
"La implantamos con técnicas no invasivas y conseguimos que la persona pueda realizar sus movimientos diarios como si no tuviera puesta una prótesis".
 
La principal ventaja que ofrece este sistema radica en que puede "reducir tiempos" en la implantación de la prótesis y evita las "complicaciones habituales que surgen en períodos postoperatorios relacionados con el sangrado y otros problemas", concluye el responsable.
 
(Fuente: El Mundo)