La plantilla de I+D de las universidades gallegas falla en rendimiento

Buscar

Suscripción Newsletter

Introducir e-mail

Archivo mensual

Próximos Eventos

No hay eventos por el momento
El "ranking" de investigación de las 48 universidades públicas españolas sitúa a Vigo como la 18 en producción, pero cae hasta el puesto 31 en la rentabilidad por profesor.
 
Este desequilibrio entre la capacidad de generar nuevos conocimientos y el rendimiento de toda la plantilla es compartido por Santiago –que pasa del noveno lugar al décimo sexto– y A Coruña –cuya posición desciende de la 36 a la 42–. Y sale a la luz porque el equipo de la Universidad de Granada que lidera Gualberto Buela-Casal y elabora este ranking nacional desde 2008 separa por primera vez los datos de producción y productividad en el informe referente a 2010.
 
De esta forma, las tres universidades españolas más productivas –Pompeu Fabra, Pablo de Olavide y Autónoma de Barcelona– se mantienen en el podio respecto a 2009 y 2008, aunque intercambiando sus puestos. Sin embargo, en la clasificación que solo tienen en cuenta su producción total ocupan, por este orden, los lugares 29, 44 y 4. 
 
En la situación contraria se hallan Complutense, Barcelona y Granada, las tres instituciones que encabezan el ranking por su capacidad para generar investigación, pero que se quedan en las posiciones 20, 8 y 11, respectivamente, por el rendimiento de sus investigadores.
 
La productividad científica de la Universidad de Vigo arroja en 2010 peor marca que el año anterior al caer desde la posición 23 hasta la 31, lo que la deja a solo un puesto por encima de la conseguida en 2008. Por su parte, Compostela baja del 13 al 16 y A Coruña, del 41 al 42. 
 
La clasificación global se basa en siete parámetros: tramos de investigación de los profesores, proyectos de I+D concedidos por el Ministerio de Ciencia en 2010, tesis doctorales, becas FPU (formación de los docentes), doctorados con mención de calidad, patentes y artículos científicos publicados en revistas indexadas en JCR.
 
La universidad viguesa, que aparece en todos los apartados analizados por debajo de la compostelana y en una posición superior a la herculina, mejora en cuatro apartados y empeora su clasificación respecto a 2009 por número de patentes –aunque es aquí donde obtiene su mejor puesto, el 15–, doctorados con mención y artículos publicados, pero mejora en todas las demás.
 
En el ranking por número de proyectos de I+D concedidos por el Gobierno central, Vigo asciende dos puestos –del 25 al 23–, mientras Santiago experimenta un gran impulso al escalar del 19 al 5 y A Coruña mejora una posición y se queda en la 35.
 
Respecto al número de tesis, leídas, la institución viguesa asciende del lugar 29 al 23 y, por los tramos de investigación que ostentan sus profesores, pasa del 36 al 27. Y si en 2009 se quedó en el puesto 37 por las becas FPU conseguidas, en 2010 sube hasta el 21.
 
En cuanto a su producción científica, la posición alcanzada por Vigo en el ranking elaborado por la Universidad de Granada es ligeramente inferior al atribuido en el informe internacional SIR 2010 que el grupo SCImago hizo público a finales del año pasado. En dicha clasificación aparecía como la decimoquinta institución española entre las 51 públicas y privadas.
 
La clasificación elaborada por el equipo del profesor Buela-Casal será publicada dentro de unos meses en la revista Psicothema. En su artículo, los autores del informe señalan como "principal problema" de la Universidad española su "escasa visibilidad y competitividad en el nuevo contexto surgido tras la aparición del Espacio Europeo de Educación Superior.
 
Campus de Excelencia 
 
En su opinión, las instituciones académicas deben continuar consolidando las estructuras científicas y mejorar "sustancialmente" los mecanismos de transferencia. En este sentido, señalan la oportunidad que suponen los Campus de Excelencia para ganar competitividad "y atraer a alumnos, profesores e investigadores de otras partes del mundo". Para poder competir en el ámbito internacional, reclaman más financiación para proyectos como el Campus del Mar tanto pública como privada.
 
(Fuente: Faro de Vigo)