La ciencia europea señala a la termosolar como la energía del sur de Europa

Buscar

Suscripción Newsletter

Introducir e-mail

Archivo mensual

Próximos Eventos

No hay eventos por el momento
El pasado 19 de diciembre se presentó en la sede de la Real Academia de Ciencias de Madrid el estudio de la Academia de Ciencias Europeas (Easac) sobre la ‘Contribución de las centrales termosolares a un futuro energético sostenible’. Entre las conclusiones más relevantes del informe destaca el llamamiento que hace la Academia a la Comisión Europea al Europarlamento y a los Estados miembros a incentivar la entrada en el mercado de esta tecnología en su camino hacia la paridad de red así como incentivar la investigación. 
 
Apunta el informe que un punto fuerte de esta tecnología es ofrecer una generación eléctrica fácilmente integrable a la red, al ser capaz de gestionar la producción y adecuarse a la demanda.
 
El profesor Cayetano López, director general del Ciemat, hizo una exposición detallada del informe del Easac resaltando como conclusión principal el destacado papel que las centrales termosolares jugarán en los países del sur de Europa y la región MENA (Norte de África y Oriente Medio) por la abundancia del recurso solar y sus características diferenciales frente a otras tecnologías de generación renovable, como son la capacidad de adaptar la generación a la curva de demanda gracias a los sistemas de almacenamiento térmico y su capacidad de hibridar con otras fuentes energéticas. 
 
La competitividad de estas tecnologías con las energías convencionales, afirmó el profesor, se alcanzará a partir de 2020, gracias al gran recorrido que tiene todavía la innovación tecnológica, en la realización de centrales de mayor tamaño que las que se están construyendo actualmente en España y las economías de escala asociadas a un amplio despliegue a nivel mundial.
 
Por su parte, Luis Crespo, secretario general de Protermosolar y presidente de Estela (Asociación Europea de la Industria Termosolar) presentó la situación actual de las centrales termosolares en nuestro país, con 1.100 MW operativos y otros tantos en construcción avanzada que entrarán en operación a lo largo de 2012, así como las conclusiones del estudio de impacto macroeconómico del sector en 2010 en España, realizado por la consultora Deloitte y que muestra el acierto de la política de apoyo a esta tecnología.
 
En efecto, frente a los 185 millones de euros recibidos como primas, la contribución del sector al PIB español alcanzó los 1.650 millones de euros y la contribución fiscal de empresas y trabajadores superó los 400 millones de euros. El sector generó 24.000 empleos en actividades directamente relacionadas con el diseño, fabricación de componentes, construcción y operación de las centrales, evitando otros 200 millones de subsidios. La política de apoyo a la termosolar en España ha permitido que sus empresas sean líderes a nivel mundial en un mercado billonario y emergente. Como ejemplo, además del posicionamiento de las empresas españolas en Estados Unidos, baste señalar el éxito en el reciente concurso en Suráfrica donde una empresa española ha resultado adjudicataria de la totalidad de los 150 MW aprobados.
 
(Fuente: Energética XXI)