Investigadores del Ciqus avanzan en el desarrollo de nuevos nanomateriales

Buscar

Suscripción Newsletter

Introducir e-mail

Archivo mensual

Próximos Eventos

Investigadores del Centro Singular de Investigación en Química Biolóxica e Materiais Moleculares (CiQUS) de la Universidade de Santiago de Compostela (USC) han conseguido sintetizar diversas 'periferias' para los polímeros helicoidales, moléculas gigantes que poseen múltiples propiedades en nanociencia. ¿Cuál es la importancia de este logro? Básicamente, el descubrimiento de este pasamanos, con un aspecto parecido a las escaleras de caracol, da nuevas pistas en su conocimiento y utilidad gracias a las modificaciones estructurales introducidas.
 

Para los legos en la materia, esta línea de investigación, abierta en el Ciqus hace casi una década, supone un avance en el desarrollo de nuevos nanomateriales que mediante la combinación de distintas propiedades (ópticas, conductoras, magnéticas, encapsulantes...), den lugar a nanocápsulas y otros nanocompuestos con comportamiento multifuncional.

"Conocer al detalle la estructura de los polímeros helicoidales se ha revelado como una de las claves para abordar el diseño de nuevas aplicaciones basadas en la disposición tridimensional de estos, por lo que el trabajo actual resulta de gran importancia de cara al diseño de nuevos sensores y catalizadores, entre otros", sostiene Emilio Quiñoá, coautor del estudio e investigador principal del Ciqus. 

El trabajo del Centro Singular de Investigación en Química Biolóxica e Materiais Moleculares (Ciqus) ha sido recientemente publicado en la prestigiosa revista Angewandte Chemie y supone un salto cualitativo en el estudio estructural de los polímeros helicoidales. 

El grupo que dirigen Félix Freire y Emilio Quiñoá, y en el que se integra también Esteban Suárez, es pionero en la síntesis de nuevas nanoestructuras quirales siguiendo novedosos planteamientos y único en Europa en el estudio de este tipo de sensores poliméricos. 

Hasta la fecha ha publicado otros resultados relacionados en revistas de alto impacto como Journal of the Chemical Society y Chemical Science, enfocados al desarrollo de sensores a partir de polímeros inteligentes capaces de responder a estímulos externos. 

"Estas macromoléculas presentan como principal característica que su sentido de giro helicoidal se puede ajustar por la acción de diversos estímulos externos tales como temperatura, polaridad o iones metálicos. En consecuencia, estos polímeros actúan como sensores. Como resultado, se obtienen nanoestructuras quirales con diferentes formas y, en su interior, se pueden encapsular diversas sustancias orgánicas e inorgánicas", explica Félix Freire, también investigador principal del CiQUS y primer firmante del último paper publicado, "un camino que está generando grandes expectativas y que seguiremos explorando desde el CiQUS", apunta. 

Nacido en 2011, el Centro Singular de Investigación en Química Biolóxica e Materiais Moleculares fue el primero de una red de centros con un nuevo modelo de organización y funcionamiento, que constituyó el elemento fundamental de la estrategia de I+D del proyecto Campus Vida de la USC. El centro cuenta hoy con la acreditación como Centro de Investigación del Sistema Universitario Gallego (SUG) y el apoyo de la Consellería de Educación, Universidad y Formación Profesional.

Química, Biología y Materiales 

Desarrolla su investigación en el ámbito de la Química en conexión con la Biología y la Ciencia de Materiales, promoviendo el avance de la ciencia en la frontera del conocimiento entre la química sintética, la biología celular y los materiales funcionales. Su objetivo es la formación de nuevos científicos, profesionales y futuros líderes, creando progreso socioeconómico, transferencia tecnológica y contribuyendo al prestigio internacional de la USC y, por extensión, del talento gallego. 

Fuente: El Correo Gallego