Impacto y potencial de la impresión 3D en el empleo

Buscar

Suscripción Newsletter

Introducir e-mail

Archivo mensual

La tecnología de impresión 3D podría impactar en 420 perfiles profesionales del mercado de trabajo actual y contribuir a la creación de nuevos empleos en los próximos diez años, según constata en el informe 'Impacto y potencial de la impresión 3D en el empleo' elaborado por Barcelona Activa.

El estudio ha sido publicado en el marco de la celebración en Barcelona de la primera edición del encuentro de ámbito internacional In(3D)ustry, organizado por Fira de Barcelona en colaboración con el Ayuntamiento de Barcelona y la Generalitat.

Asegura que la impresión 3D es una realidad creciente en todo el mundo que en los próximos años transformará la industria y, de forma transversal, el resto de sectores económicos y el mercado laboral, ya que es una tecnología innovadora que permitirá a las empresas aumentar su competitividad mediante la reducción de tiempo y costes.

En estos momentos gran parte de las oportunidades están relacionadas con actividades de apoyo como la educación y la divulgación y de creación de la tecnología y desarrollo de máquinas y materiales, pero de cara a los próximos años se espera que la fabricación digital conllevará la transformación de una gran parte de los perfiles existentes y creará otros nuevos.

Sectores en crecimiento

Los expertos apuntan a que los sectores que presentan más y mayores oportunidades directas para la aplicación de la impresión 3D son los de salud y biomedicina, automoción, industria metalomecánica e industria química.

Pone como ejemplo la empresa catalana Avinent, con sede en Santpedor (Barcelona), que es referente mundial en impresión 3D de prótesis dentales y odontología digital, y explica que hay cerca de diez empresas en Catalunya que diseñan y/o construyen máquinas de fabricación aditiva, entre las que destaca por su dimensión HP, con centro en Sant Cugat del Vallès (Barcelona).

Espacios de aprendizaje

El Ayuntamiento de Barcelona cuenta con la Xarxa d'Ateneus de Fabricació, espacios públicos y abiertos a todo el mundo en los que permite aprender y experimentar con las máquinas de fabricación digital, "con el objetivo de que los ciudadanos puedan involucrarse en proyectos con retorno social que tengan un impacto en su entorno y que promuevan un cambio de modelo económico más abierto, colaborativo y democrático", ha señalado Barcelona Activa.

Asimismo, en el Parque Tecnológico de Barcelona Activa se abrió hace un año un Centro de Promoción Industrial que cuenta con espacios de fabricación, equipados con tecnología de prototipaje e impresiones 3D, y una zona de exposición de la tecnología desarrollada en Barcelona.

En este parque hay una cincuentena de empresas instaladas, principalmente del sector informático, de telecomunicaciones, electrónica, energías renovables y del ámbito industrial y aeroespacial, que en total emplean a 530 personas.

(Fuente: Europa Press)