Iforest se lleva el accésit del II Premio Cámara de Comercio al Proyecto Innovador Forestal

Buscar

Suscripción Newsletter

Introducir e-mail

Archivo mensual

Próximos Eventos

No hay eventos por el momento

Los emprendedores del proyecto Iforest, instalados en Tecnópole, recogieron hace unos días en Pontevedra el accésit del II Premio Cámara de Comercio al Proyecto Innovador Forestal. Rodrigo Bravo y José M. Domínguez vieron reconocida así su iniciativa de poner en marcha una plataforma digital para empresas y profesionales del sector forestal-madera.

Iforest nació hace justo un año, como solución ante una necesidad detectada por sus promotores: la falta de visibilidad de las empresas del sector forestal-madera en internet y la ausencia de sistemas de gestión o planes de formación adecuados a sus necesidades.

El galardón está incluido dentro del Plan Social impulsado por la Xunta de Galicia con la empresa Ence y tiene una dotación de 5.000 euros para el primer premio y de 2.000 para el accésit. El Plan Social plasma un compromiso con la ciudad de Pontevedra y contempla ayudas a colectivos, asociaciones y clubs por valor de 180 millones de euros, además de 15 millones para la mejora del saneamiento en la ría o 5 para la recuperación del Pazo de Lourizán.

Smartwood

Siro González, Begoña L. Castro y José Luis Gude, creadores de la iniciativa SmartWood, recogieron el galardón principal por su plataforma web y móvil, que proporciona la información crítica para mejorar el rendimiento de parcelas forestales. Su asesor forestal digital informa, para una parcela rústica, de la totalidad de especies forestales permitidas, así como la disposición más adecuada de cada una de las plantas, teniendo en cuenta las características de la normativa y los marcos de plantación adecuados para cada tipo de producción.

Además, el asesor forestal determina, según la tipología de la especie forestal seleccionada, el rendimiento maderero potencial y le asigna su valor económico (en función de los precios actuales del mercado), con el fin de que el propietario conozca el valor de su plantación.

(Fuente: Xunta y Diario de Pontevedra)