El I+D del reciclaje con sello “made in Spain”

Buscar

Suscripción Newsletter

Introducir e-mail

Próximos Eventos

No hay eventos por el momento

Avanzar hacia un futuro sostenible solo es posible si la mirada de quienes van a estar al frente, liderando empresas y proyectos es capaz de conjugar innovación y protección ambiental. Por suerte, cada día son más las startups que utilizan la tecnología en pro del reciclaje y aportan soluciones a los retos a los que se enfrenta el planeta.

Surgen dentro y fuera de nuestras fronteras, apostando por una economía circular y dando la espalda al despilfarro de recursos. Una oportunidad para el planeta y para la creación de empleos verdes. La mayoría son jóvenes entusiastas y emprendedores que forman equipos mutidisciplinares que utilizan la tecnología a favor del medio ambiente. Estas son algunas de las más novedosas que se están desarrollando en España a favor del reciclaje.

Thermal Recycling of Composites. Esta spin-off del Consejo Superior de Investigaciones Científicas ha desarrollado un proceso de reciclaje de palas de aerogenerador y otros materiales reforzados, impulsando un sistema de aprovechamiento sostenible. Su exclusiva tecnología permite la recuperación integral de los residuos compuestos generados en la industria aeronáutica, automovilística, eólica y náutica, y es la única capaz de obtener fibras de alta calidad -sin resinas- aptas para su reutilización.

Sorbos. Cada día en todo el mundo se utilizan unos mil millones de pajitas. Se usan y se tiran de inmediato mientras que tardan cientos de millones de años en destruirse, y provocan además serios daños a la fauna, en especial la marina. La UE ya ha prohibido su uso y para adelantarse Sorbos ha desarrollado la primera pajita biodegradable y comestible, capaz de mantener su rigidez sumergida durante 25 minutos. Realizadas con compuestos 100% naturales, son de diferentes sabores y además pueden personalizarse.

Sheedo. Decididos a revolucionar la industria papelera, aterriza este papel hecho artesanalmente en España con fibras de algodón reutilizadas de la industria textil. Hasta ahí reciclaje y el respeto por la naturaleza en su fabricación. Pero todavía da un paso más allá: la incorporación de semillas en su composición, lo que permite plantarlo tras su uso.

Todarus. Esta startup española quiere dar solución a las toneladas de basura que se acumulan en los mares cada día. Con papel reciclado, lino, cáscara de café, otros materiales orgánicos y plástico reciclado de los océanos elaboran productos biodegradables tan cotidianos como cepillos de dientes, pajitas y botellas reutilizables. Pero además, en la compra se tiene opción de invertir el dinero escogiendo entre proyectos de reforestación o de limpieza de plásticos en el mar.

Biofy. Surgida en la Universidad de Málaga, ha desarrollado todo un innovador sistema para convertir desechos plásticos en fueloil, un derivado del petróleo que se emplea como combustible para grandes motores utilizados en la industria -fábricas de cemento o plantas metalúrgicas- en trabajos agrícolas y barcos mercantes. Consiguen generar unos 7 litros de combustible por cada 10 kilos de residuos, a un coste bajo que permitiría un precio de venta de 0,40 euros el litro. Pero por si eso fuera poco, el combustible de Biofy puede refinarse y transformarse en gasolina, diésel o queroseno.

My Box Experience. Estando en Ourense y no demasiado lejos del mar, no podían desarrollar mejor idea que dar una segunda vida a los contenedores de mercancías. Transformados en escaparates, puntos de venta, vivendas o tiendas. Todo es posible, eso sí, “los materiales empleados responden al respeto medioambiental en cada uno de los procesos. Materiales biodegradables, energías renovables y eficiencia energética que marcan la diferencia”, explica su cofundador David González, justo antes de partir hacia Tel Aviv donde estuvieron presentes con un contenedor en Eurovisión.

CartonLab. Una iniciativa pionera en el diseño y producción de servicios y productos que utiliza el cartón como materia prima. “Nuestra filosofía es crear diseños personalizados en exclusiva para nuestros clientes, 100% reciclables y reutilizables y producidos con materiales certificados. Todos nuestros diseños son ligeros, resistentes y funcionales; fáciles de transportar, almacenar y montar. No son necesarios pegamentos, piezas auxiliares ni se generan ruidos ni residuos contaminantes de ningún tipo”, explica Ignacio Bautista, CEO y cofundador.

Ecosegundos. Esta startup ecológica fomenta el reciclaje a través de incentivos. Depositando envases en sus contenedores inteligentes se genera un código QR y el usuario va almacenando ecosegundos, que se traducen en incentivos como descuentos en los establecimientos y plataformas de ventas de las empresas colaboradoras, en suministros básicos de cualquier hogar como la factura de la luz, el teléfono, la cesta de la compra... Dar segundos de vida al planeta es el objetivo de esta startup, acelerada en Andalucía Open Future, avalada por Telefónica y la Junta de Andalucía.

(Fuente: ABC)