La I+D farmacéutica española avanza a ritmo de récord

Buscar

Suscripción Newsletter

Introducir e-mail

Archivo mensual

Próximos Eventos

No hay eventos por el momento

La inversión en I+D+i por parte de la industria farmacéutica afincada en España cerró el pasado año 2017 con cifras récord. Alcanzó los 1.147 millones de euros, lo que supone un aumento del 5,7%, y empleó a más de 4.700 personas. Así lo ha puesto de manifiesto la Encuesta sobre Actividades de I+D de Farmaindustria, que confirma la tendencia al alza iniciada hace cuatro años del sector farmacéutico innovador.

Los proyectos desarrollados en colaboración con hospitales y centros públicos y privados de investigación son la partida que ha experimentado una mayor subida dentro de la I+D+i farmacéutica española. Creció casi un 10% hasta alcanzar los 542,1 millones de euros (el 47,2% del total). Estas cifras demuestran “hasta qué punto la industria farmacéutica es el principal dinamizador del tejido investigador en España, y de la investigación pública en especial”, ha explicado el presidente de Farmaindustria, Jesús Acebillo.

Por comunidades autónomas, los hospitales y centros de investigación de Cataluña son los que más inversión han recibido de la industria farmacéutica con más de 130 millones de euros. La Comunidad de Madrid es la segunda con 118 millones, seguida a cierta distancia por Andalucía (39,7 millones), Comunidad Valenciana (30,3 millones) y Galicia (23,1 millones).

Por otro lado, según este informe de Farmaindustria, casi el 60% de la inversión en la I+D+i (662 millones) fue para ensayos clínicos, mientras que la investigación básica se llevó algo más de 131 millones y la preclínica se llevó otros 60. Asimismo, los estudios de farmacoeconomía y epidemiología supusieron inversiones por valor de 113,8 millones, mientras que las compañías destinaron 52,1 a desarrollo tecnológico.

Otro punto a tener en cuenta de este estudio, han señalado desde Farmaindustria es que, en el ámbito de ensayos clínicos, “se confirma la tendencia al alza de las inversiones en fases tempranas (fases I y II), que son las requieren de un mayor nivel de complejidad”. En concreto, estos ensayos ya representan el 36% del total de la investigación clínica, mientras que los ensayos de fase III, que comparan la seguridad y eficacia del nuevo tratamiento con la del fármaco de referencia vigente, suponen un 54,6% del total.

Otro de los ámbitos en los que este documento también constata un aumento de la inversión en 2017 es en biotecnología. Concretamente, de 305 millones de euros, lo que supone un 26,5% del total del gasto en I+D farmacéutica en España. Sin embargo, Farmaindustria también ha puesto de relieve que las compañías utilizan la biotecnología o alguna herramienta de origen biotecnológico en la fase preclínica y clínica son un 41% y un 50% respectivamente, y que el 15% de las compañías asentadas en España producen medicamentos biotecnológicos.

(Fuente: Innovaspain)