El hotel del futuro: espejos inteligentes, robots y habitaciones personalizadas

Buscar

Suscripción Newsletter

Introducir e-mail

Próximos Eventos

No hay eventos por el momento

Robots repartidos por el hotel, espejos inteligentes capaces de reconocer emociones o una televisión invisible. El hotel del futuro se presentó en la Feria Internacional de Turismo (Fitur), que este año contó con 886 expositores titulares y más de 10.487 empresas de 165 países y regiones.

Como en ediciones anteriores, la tecnología tuvo un papel protagonista con FiturtechY, un espacio organizado por Fitur y el Instituto Tecnológico Europeo (ITH) con más de 2.000 metros cuadrados de innovación. Pero la tecnología que se mostró este año va un paso más allá. "En esta edición queremos hablar de emociones. Gracias a tecnologías como la inteligencia artificial o el reconocimiento facial es posible conocer las emociones del cliente, y en base a eso proporcionar servicios completamente personalizados", afirma Álvaro Carrillo, director General de ITH.

El uso de la tecnología para conocer más al cliente se demostró en el #techYhotel, un espacio que simula el lobby y la habitación de un hotel para ver y experimentar el uso e implementación de herramientas innovadoras.

"En este establecimiento queremos mostrar tecnologías que ya existen y que permiten facilitar la estancia en el hotel, incluyendo robots con los que hacer meditación o un espejo capaz de reconocer cuando los clientes están enfadados", explica Carlos Domínguez, responsable de nuevas tecnologías y operaciones hoteleras de ITH.

El #techYhotel

En el #techYhotel participan compañías como HP, IBM, Philips o Alisys, entre otras muchas. Por ejemplo, gracias a la empresa Chapp Solutions, el propio cliente se puede gestionar su registro en el hotel en menos de 30 segundos, pudiendo elegir cualquier tipo de dispositivo para abrir la puerta, tanto con tarjeta, con un código, un smartphone o una pulsera inteligente que permite el acceso a diferentes espacios del hotel e incluso reservar algunos servicios. Otra opción de check-in la proporciona HP con un TPV táctil que podrá utilizarse desde el móvil ya que tiene un lector de DNI y pasaporte integrado.

Los espejos inteligentes son la tecnología que más llama la atención. Nada más entrar al hotel, el cliente puede interactuar con el espejo cognitivo interactivo de IBM que actúa como conserje y da información sobre el destino. En la habitación, el espejo de la compañía Altran permite detectar las emociones del cliente y ofrecerle servicios del hotel. Además, contrasta la ropa y la relaciona con el tiempo que hace y así, ofrece consejos prácticos. "Colocado en la recepción, este dispositivo puede detectar, por ejemplo, cuando la gente está enfadada haciendo la cola para registrarse, lo que advertiría al personal para que buscase una solución", añade Domínguez.

Detrás del espejo, Cerium esconderá la televisión, que es interactiva y solo aparece en el momento en que se enciende. El usuario podrá ver en ella los contenidos que tenga contratados desde sus dispositivos, como Netflix o cualquier aplicación, sin necesidad de cables.

Repartidos por todo el espacio, seis robots de la empresa Alisys proporcionarán a los asistentes una muestra de cómo la robótica social y la inteligencia artificial pueden ayudar a elevar a un plano emocional las relaciones entre personas y tecnología. Además de conocer las emociones, el hotel será capaz de saber incluso cómo ha dormido su cliente gracias al colchón inteligente SmartP!k de Pikolin, capaz de analizar el sueño.

La climatización inteligente, la iluminación acorde con el estado de ánimo del usuario o las clases de yoga impartidas por el robot Nao, son solo otros ejemplos de este futuro turístico.

(Fuente: Expansión)