Galicia pide ¡más madera!

Buscar

Suscripción Newsletter

Introducir e-mail

Archivo mensual

Próximos Eventos

No hay eventos por el momento

 Más madera. Crece la fiebre en Galicia. No hay espacio en el que este material renovable, reciclable y reutilizable no gane protagonismo. Desde los letreros de las cafeterías a los mostradores de hoteles o las estructuras de viviendas unifamiliares, la madera ha vuelto para intentar desbancar a rivales como el mármol o el aluminio, menos eficientes desde el punto de vista energético. Aunque sus defensores reivindican la belleza y versatilidad del material, son muchos más los que han puesto sus ojos en ella por el rol clave que podría tener en la bioeconomía.

No queda tiempo que perder. El Green Deal europeo ha fijado una reducción de entre el 50 % y el 55 % de las emisiones de CO2 a la atmósfera para el año 2030. Un calendario tan ambicioso que exigirá enormes esfuerzos, pero abrirá las puertas a nuevas oportunidades. También para la actividad maderera y forestal en Galicia, que emplea de forma directa a unos 21.190 trabajadores en la comunidad. El 48 % están activos en la industria maderera, el 24 % en la silvicultura y la explotación forestal. El 20 % en la fabricación de muebles y el 8 % en la industria del papel. «A industria forestal desempeñará un papel fundamental tanto pola fixación do CO2, e polo seu altísimo potencial de substitución doutros produtos. Será sen dúbida a panca que axude a outros sectores na transición cara a unha nova bioeconomía», sostienen las autoridades gallegas.

Se trata de un sector infradesarrollado para la importancia capilar que tiene en la economía. Los tentáculos de la cadena forestal alcanzan al 80 % de los sectores productivos gallegos. El peso de Europa en la cuota mundial de productos madereros lleva en caída libre desde la década del 2000, una tendencia que Galicia pudo amortiguar en los últimos cinco años. El 2020, y la pandemia por la que será recordado, se llevarán por delante un 26 % de la facturación de las empresas de la comunidad dedicadas al sector, según estimaciones de la Xunta de Galicia, que admite la necesidad de prestar apoyo al sector para «fomentar, sobre todo, a demanda interior» ahora que la incertidumbre se está adueñando del mercado exterior.

El Ejecutivo gallego, a través de la Axencia Galega da Industria Forestal, ha lanzado un programa con cuatro líneas de ayudas por 1,7 millones de euros. Bajo el paraguas del #XERAproxecta, se inyectarán fondos para elaborar proyectos de naves y establecimientos de negocios que utilicen productos de madera en sus estructuras. Otra de las líneas de ayuda tiene como objetivo subvencionar el 80 % de los proyectos de viviendas unifamiliares que incorporen maderas como la del castaño o el pino como elemento estructural, con un tope máximo de hasta 16.000 euros. La tercera línea de ayudas se desembolsará para sufragar los costes de las obras en negocios que incorporen productos de madera, ya sea cartelería o reformas de espacios interiores y exteriores, escaparates, mobiliario a medida, acondicionamiento acústico, pavimentos y revestimientos. La última pata del programa de ayudas tiene como protagonista al packaging, esto es, el empaquetado y los envases.

Fuente: La Voz de Galicia