Galicia lidera la producción de silicio en España

Buscar

Suscripción Newsletter

Introducir e-mail

Archivo mensual

Próximos Eventos

La Asociación de la Industria Fotovoltaica (Asif), integrada en la Unión Española Fotovoltaica (Unef), desvelóen Santiago de Compostela la situación de la energía fotovoltaica en Galicia. Primera Comunidad Autónoma en producción de silicio, la materia prima básica de los paneles solares, Galicia no ha aprovechado el despegue experimentado en los últimos años, pero cuenta con sobrado potencial para ello. 
 
Con más irradiación que Alemania, líder fotovoltaico global, Galicia puede beneficiarse enormemente de las virtudes de la tecnología solar, motor de desarrollo económico y empleo.
 
España cuenta con la cuarta industria fotovoltaica del mundo, tras China, Alemania y Japón, y es uno de los pocos países que pueden presumir de cubrir todos los eslabones de la cadena de valor de la tecnología solar, desde la producción de silicio hasta la de paneles solares. En A Coruña, concretamente, está la mayor planta de producción de silicio del país. 
 
El tejido industrial directamente asociado a la energía fotovoltaica en el territorio se completa con una fábrica de paneles solares de capa delgada –tecnología paralela a la del polisilicio tradicional y capaz de producir íntegramente los generadores solares– y otro centro de fabricación de seguidores, las plataformas sobre las que se ubican los paneles en muchos ‘huertos’ solares.
 
El mercado fotovoltaico está muy globalizado y Galicia orienta su producción solar mayoritariamente a la exportación, pero se la puede considerar la base de toda la industria fotovoltaica española posterior.
 
En Galicia no se dispone de la misma irradiación que en el Sur de la península Ibérica –ello excluye el aprovechamiento de otras tecnologías solares, como la termosolar–, pero cuenta con luz solar más que suficiente para el aprovechamiento de la tecnología fotovoltaica.
 
Gracias a un vertiginoso descenso en costes –en España las tarifas han descendido un 70% en los últimos cuatro años– se prevé alcanzar a corto plazo la paridad de red y la rentabilidad directa del autoconsumo fotovoltaico: a medidos de la presente década, a los consumidores ya nos resultará más rentable generarnos nuestra propia electricidad con unos paneles solares ubicados en el tejado que comprársela a la compañía eléctrica.
 
A estas y otras innegables ventajas de la fotovoltaica –ya produce electricidad durante un 30% más horas que la hidráulica o que el fuelóleo– se une la obligación de alcanzar el objetivo europeo de cubrir un 20% de consumo energético con energías renovables en 2020, lo que augura un importante crecimiento de la tecnología, cuya presencia en España se duplicará en la presente década. 
 
De acuerdo con el Plan de Energías Renovables 2011-2020, sólo pendiente de la aprobación del Consejo de Ministros, la fotovoltaica será la fuente de energía renovable que más empleo generará durante los próximos años, hasta alcanzar la cifra de 59.022 puestos, el 20,5% de todo el empleo renovable del país.
 
(Fuente: Energética XXI)