Galicia es la segunda autonomía con más electricidad renovable pese al freno eólico

Buscar

Suscripción Newsletter

Introducir e-mail

Archivo mensual

Próximos Eventos

No hay eventos por el momento

Cada vez se hace más evidente la necesidad de impulsar nuevas estrategias y propuestas legislativas para alcanzar la neutralidad climática y reducir la dependencia de los combustibles fósiles. A lo largo de 2021 se integraron en el sistema eléctrico del país unos 4.500 nuevos megavatios (MW) de potencia renovable, “lo que permite dar un paso más en el éxito de la transición energética” -valora el operador del transporte de la electricidad Redeia, el antiguo Grupo Red Eléctrica-.

El incremento en Galicia fue anecdótico. Solo entraron en servicio 28 MW de un nuevo complejo eólico a causa de la parálisis que vive de nuevo el sector del viento por la lentitud en la tramitación de las autorizaciones. Aún así, la comunidad se mantiene como el segundo territorio del país que más producción verde aportó en 2021.

El parque de generación con fuentes libres de emisiones de gases de efecto invernadero rozó en España los 64.200 MW y con él se cubrió el 46,7% de la producción de electricidad. En ambos casos se trata de máximos históricos, como destaca Redeia en el Informe Anual de Energías Renovables que acaba de publicar.

El incremento de la potencia renovable (un 7,2%, con 4.338 MW más que a finales de 2020) vino, especialmente, por la expansión de la solar fotovoltaica, que concentró el 80% del nuevo músculo renovable. En eólica se ganaron 839 MW y se mantiene como la tecnología protagonista del mix de producción. Entre las instalaciones que entraron en el sistema y las favorables condiciones climatológicas, la actividad de la eólica creció un 10,2% y un 36,9% la fotovoltaica.

La producción en Galicia alcanzó los 24.211 gigavatios hora (GWh), el 74,3% de origen renovable. La eólica repitió como primera fuente con el 39,5% del total y la hidroeléctrica representó el 31,8%. El capítulo de “otras renovables”, que engloba, entre otras, a la biomasa, se movió alrededor del 2%. Entre las tecnologías no renovables sobresalieron los ciclos combinados de gas (15,3%) y la cogeneración (7,8%).

Fuente: Faro de Vigo