Gaélica Solar saca al mercado un sistema para plantas de interior que logra simular la luz natural usando energía renovable

Buscar

Suscripción Newsletter

Introducir e-mail

Archivo mensual

Próximos Eventos

No hay eventos por el momento
La empresa Gaélica Solar, con sede en Tecnópole, acaba de sacar al mercado un sistema autónomo que imita la luz natural para mantener vivas y hacer que crezcan las plantas de interior. Gracias a una lámpara LED que obtiene la energía necesaria de un panel solar, la planta recibe radiación lumínica en las gamas cromáticas que le hacen falta para crecer, incluso en lugares como sótanos o segundas viviendas que se mantienen cerradas durante el invierno.

“Es habitual que las plantas que se quedaron en la casa de verano no sobrevivan al invierno aunque les dejemos un sistema de riego. La falta de calor y la escasa radiación solar frenan o paralizan de manera definitiva su metabolismo causándoles la muerte”, explica Manuel Eirín, gerente de la empresa. “Con este nuevo sistema, sin coste energético alguno, podrán perdurar durante muchos inviernos”.

El sistema permite también tener una huerta en lugares cerrados sin luz natural como son los garajes. Flores, hortalizas y todo tipo de vegetales pueden germinar, crecer, florecer y dar fruto sin necesidad de recibir la luz directa del sol, solo con esta lámpara bien orientada hacia ellos.

“Este producto nace de una demanda recogida en nuestra filial en México, donde la mayor parte de los negocios se instalan en sótanos para evitar robos”, expone Eirín. “A partir de ahora podrán sustituir las plantas de plástico por otras naturales y que crezcan tan bien como si estuvieran al lado de una ventana”.

El consumo energético de la lámpara es nulo, ya que se nutre de la electricidad generada a partir de un panel solar colocado en el exterior del edificio sin impacto visual.

Un color para cada función

La lámpara emite luz azul, roja y magenta. La inclusión de otras gamas, como la ultrarroja o la ultravioleta, se desestimó porque, aunque son beneficiosas para el crecimiento y la eliminación de insectos portadores de plagas, pueden ser nocivas para las personas.

La luz azul favorece el crecimiento, mientras que la roja es fundamental para la floración y la magenta contribuye a un desarrollo precoz de la planta.

Este nuevo desarrollo de Gaélica Solar se suma a un extenso catálogo de productos innovadores relacionados con las energías renovables y con un impacto muy particular sobre los sectores primarios. Es el caso del kit de bombeo solar, que permite el bombeo directo de agua utilizando energía solar captada a través de un panel fotovoltaico; los alimentadores solares automáticos para ganado; el deshidratador solar antioxidante, que, a través de un pequeño equipo portátil, permite deshidratar productos en el mismo punto de cosecha; y la depuradora autónoma de agua mediante luz ultravioleta con efecto germicida, aplicable por ejemplo en fuentes públicas.

(Fuente: Tecnópole)