Feijóo promete financiar hasta la mitad de la inversión de las empresas que elijan Ourense

Buscar

Suscripción Newsletter

Introducir e-mail

Archivo mensual

Próximos Eventos

El presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, presentó en el Parque Tecnolóxico de Galicia el plan de competitividad Impulsa Ourense, que sitúa a la provincia en un marco de discriminación positiva y compromete propuestas concretas para garantizar su desarrollo económico.
 
Feijóo reconoció que Ourense tiene "carencias" y presentó como solución un plan Impulsa que apuesta por los sectores emergentes como la biomasa, las nuevas tecnologías o el termalismo como plataforma de despegue de la economía de una provincia "que conecta Galicia con el resto de Europa y con Portugal". Pero además, el plan se dirige también a las empresas de sectores tradicionales y ya consolidados como el agroalimentario, el vitivinícola, la automoción, la pizarra y la madera.
 
La hoja de ruta que se presentó fija 25 objetivos estratégicos a lograr mediante la actuación pública y privada en un horizonte temporal de ocho años, y que se articularán a través de 47 líneas de acción competitiva y 91 actuaciones concretas.
 
Según explicó el titular del ejecutivo autonómico, el plan compromete ayudas mínimas que cubran el 30 por ciento de la inversión para los nuevos proyectos de las pequeñas empresas y el 25% para las medianas. Este impulso económico podrá llegar a un máximo del 50% de la inversión subvencionada, lo que supone "un incremento de 10 y 5 puntos respecto a otros territorios", explicó Feijóo.
 
Además, el programa también contempla ayudas para la ampliación de proyectos, con aportaciones mínimas del 25 por ciento para las pequeñas empresas y del 20% para las medianas.
 
Sin límite
 
En cambio, el presidente de la Xunta no concretó la cuantía económica que su gobierno dedicará a este programa de apoyo asegurando que "no tenemos límite". Cada vez que se presente un proyecto, matizó "será evaluado y si cumple los requisitos del Plan Impulsa, recibirá la financiación correspondiente".
 
Alberto Núñez Feijóo señaló que Ourense "es un lugar idóneo para crear riqueza y empleo" y anunció que "el plan estará en vigor toda la legislatura y veremos si la próxima". Además, el presidente hizo ayer un llamamiento a los empresarios y emprendedores para que se instalen en Ourense como "el lugar de España donde resulta más fácil invertir". La Xunta "está dispuesta", recalca Núñez Feijóo, aunque admite que "faltan emprendedores".
 
Por ello, el jefe del ejecutivo gallego aseguró que la Xunta intensificará el compromiso con los sectores estratégicos y mantendrá las medidas transitorias de discriminación positiva que se adoptaron desde el primer día de la puesta en marcha del Impulsa Ourense. Concretamente, entre el 29 de octubre de 2009 y el 7 de julio de este año se movilizaron cerca de 47 millones de euros, y se concedieron ayudas a fondo perdido que permitieron crear o mantener más de 300 empleos.
 
Alberto Nuñez Feijóo presentó este plan para favorecer la competitividad de las empresas respaldado por los conselleiros de Industria y Presidencia, Javier Guerra y Alfonso Rueda, respectivamente, así como el delegado territorial de la Xunta, Rogelio Martínez; y el presidente de la Diputación Provincial, José Luis Baltar; además de los presidentes de la CEO, Francisco Rodríguez, y de la Cámara de Comercio, Celso Barbosa; líderes sindicales, empresarios y alcaldes de toda la provincia.
 
Créditos atascados
 
Respecto a la escasa repercusión de la primera fase del Plan Impulsa en Ourense, Núñez Feijóo reconoció que "hubo pocas propuestas de emprendedores" y clamó por que vengan "más".
 
El presidente gallego culpó de esta situación a las sucesivas reformas "que obligan a las entidades a mantener muchas reservas en capital". En este sentido, Feijóo señala la "restricción del crédito" como la causa de la falta de inversión en Ourense: "Tenemos las cañerías del crédito atascadas", concluyó.
 
(Fuente: Faro de Vigo)