Explotaciones de vacuno de Ourense participan en un proyecto del Centro Tecnolóxico da Carne para mejorar la producción

Buscar

Suscripción Newsletter

Introducir e-mail

Archivo mensual

Próximos Eventos

No hay eventos por el momento
Mejorar y homogeneizar la calidad de la carne de ternera que sale de las explotaciones de vacuno. Es el objetivo del proyecto que está coordinando el Centro Tecnológico de la Carne (CTC), situado en Tecnópole, por iniciativa de la Asociación de agricultores e gandeiros de Galicia (Agrigga).

En la iniciativa, que se encuentra en una fase inicial, participan por ahora cincuenta explotaciones de la comunidad autónoma entre las que se encuentran varias ourensanas.

Durante una visita reciente al CTC, la conselleira de Medio Rural destacó la importancia del ganado vacuno en Galicia, que ocupa el tercer lugar de España en producción, solo superada por Cataluña y Castilla y León. La titular de Medio Rural destacó también que el 19% de las solicitudes que se aprobaron el año pasado en su departamento eran de ganaderos interesados en invertir en la mejora de sus explotaciones.

En concreto, este proyecto pretende desarrollar herramientas para que la carne de ternera de las granjas “tenga las máximas características de calidad y homogeneidad”, aseguró Miguel Fernández, gerente del centro tecnológico ourensano, quien explicó que se trabaja sobre parámetros que controlan todo el proceso de producción, desde la cría en la explotación y la alimentación, hasta el transporte al matadero, la maduración y el envasado, si es que esto último es necesario.

“Lo que pretendemos es que no haya disparidad entre la carne que sale de unas y otras explotaciones, que toda sea de la misma calidad, sin diferencias”, asegura, que pone en valor el hecho de que esta iniciativa permitirá que tanto las industrias transformadoras como las grandes superficies y los consumidores reciban “una carne de la máxima calidad”. Con la iniciativa se pretende, asimismo, calcular la huella de carbono que dejan las explotaciones y tratar de corregirla en caso de que sea necesario.

Por ahora la iniciativa se está desarrollando a escala reducida y la previsión es desarrollarla durante un plazo de 15 meses, con un presupuesto total de 150.000 euros. Hasta el momento el mayor número de explotaciones que se benefician del programa se encuentran en A Coruña y Lugo porque es en esas provincias en las que opera el mayor número de explotaciones. De acuerdo con los datos del Instituto Galego de Estatística en Ourense funcionan 2.173 explotaciones de bovino, la cifra más baja de las cuatro provincias, donde hay 39.489 de la comunidad. Es significativo que solo 33 tengan más de doscientas cabezas de ganado.

(Fuente: La Voz de Galicia)