El estudio sobre la calidad de la pisada de los adolescentes gallegos de una alumna de las Aulas Tecnópole triunfa en Jóvenes Investigadores

Buscar

Suscripción Newsletter

Introducir e-mail

Archivo mensual

“¿Y tú, cómo pisas?” es el título del estudio con el que Iria Ollero, alumna de las Aulas Tecnópole y estudiante de 2º de Bachillerato en el IES As Lagoas (Ourense), se ha llevado el segundo premio del certamen estatal Jóvenes Investigadores, celebrado hace unos días en Málaga. Este trabajo había sido ya reconocido con el primer premio en la categoria Biomedicina y Salud del evento Ciencia en Acción 2017, celebrado el pasado mes de octubre en Euskadi.

Durante cinco días, los 255 participantes, estudiantes de entre 15 y 20 años procedentes de toda España, defendieron sus proyectos ante un exigente jurado, compitiendo por los premios finales. El certamen, organizado por el Instituto de la Juventud y el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte, celebró en esta edición su 30 aniversario.

Este es el octavo premio que Iria Ollero acumula desde que comenzó a asistir hace cuatro años a las Aulas Tecnópole, la iniciativa promovida por Parque Tecnolóxico de Galicia, con el apoyo de la Axencia Galega de Innovación (GAIN) de la Xunta, para incentivar las vocaciones científicas e innovadoras entre los más jóvenes a través del desarrollo de proyectos con el apoyo de tutores expertos.

Del estudio de Iria, realizado durante el último año, se desprende que un 88% de los adolescentes pisa incorrectamente, con una mala distribución del peso corporal, y, además, la mayoría (74%) no es consciente de su problema. Sobre una muestra de 33 personas de entre 11 y 18 años, la joven investigadora llevó a cabo un exhaustivo análisis consistente en una encuesta y cuatro pruebas realizadas con tecnologías desarrolladas por ella misma. Con la primera, obtuvo el negativo de la pisada de cada persona para ver con qué parte del pie ejercía mayor presión. La segunda le permitió conocer la distribución del peso corporal del individuo en los pies. Con la tercera pudo ver la huella digitalizada de cada persona gracias a una placa electrónica. Y la cuarta le permitió, a través de un sensor, medir la tensión muscular en el tendón de Aquiles.

Los resultados de las diferentes pruebas desvelaron que un buen número de adolescentes ejercen mucha presión con el dedo gordo, lo que puede ocasionar muchos problemas con el tiempo. Además, de los sujetos de su muestra, el 54% tiene el pie cavo, el 19% plano y solo el 27% un pie normal.

Experiencia en las Aulas Tecnópole

“Desde siempre tuve mucho interés por los pies y la pisada porque nací con una malformación en los míos”, explica Iria sobre el origen de la idea de su proyecto. “Mi participación en las Aulas Tecnópole ha sido fundamental para llevarlo a cabo. Me ha permitido conocer el método científico y tener el apoyo continuado de mi tutor, David Ballesteros”.

Iria, que de cara al futuro se plantea dedicarse a la investigación en el ámbito de la salud, ha conseguido desde que asiste a las Aulas Tecnópole el 2º Premio Luis Freire, cuatro reconocimientos en la mayor feria científica a nivel estatal (Exporecerca) y un tercer premio en el anterior certamen de Jóvenes Investigadores. Los trabajos que le valieron estos galardones fueron un kit de bajo coste para realizar prácticas de genética y un sistema electrónico de alerta temprana que permite minimizar los efectos de las riadas sobre la población en riesgo, ambos realizados en equipo con otros estudiantes de las Aulas Tecnópole.

(Fuente: Tecnópole)