Un español, entre los 50 emprendedores seleccionados por Richard Branson

Buscar

Suscripción Newsletter

Introducir e-mail

Archivo mensual

Próximos Eventos

Richard Branson invita a cincuenta emprendedores a Necker Island con el objetivo de generar sinergias que ayuden a construir un mundo mejor. Entre los invitados sólo había un español, Carlos Ferrando.

Esta semana se presentó Closca Water App, una aplicación que geolocaliza todas las fuentes de agua del mundo. El objetivo es que sus usuarios se acostumbren a rellenar sus botellas y abandonen el vicio de comprar una nueva cada vez que tienen sed. Su creador es Carlos Ferrando, CEO y fundador de Closca, una start up valenciana que ha alcanzado gran repercusión internacional al comercializar Closca Bottle, una botella producida en vidrio de borosilicato, el más fuerte del mercado, que conserva la pureza del agua sin añadir sabor y que puede llevarse como si fuera un accesorio de moda.

Premiada con el RedDot Design Award, pretende sustituir al millón de botellas de plástico que se consumen cada minuto en el mundo. "Solo el 9% de las mismas es reutilizada, algo que hace prever que en el año 2050 habrá más plástico en los océanos que peces", explica Ferrando, que fue el único emprendedor español que tuvo el privilegio de asistir a la primera edición de una reunión organizada por Richard Branson con líderes exponenciales. "Ha sido una experiencia emocionante e inolvidable", reconoce el fundador de 'Finding my virginity' reunió a fundadores de 'start up' de Europa, América Latina o EEUU.

Celebrada en la casa del fundador de Virgin en Necker Island, en las Islas Vírgenes Británicas, esta reunión permitió que cincuenta emprendedores de diferentes nacionalidades con ganas de mejorar el mundo en el que vivimos pusieran en común sus ideas para conseguirlo.

"Los problemas del planeta los generan las actitudes de la sociedad que vive en él. Hoy tenemos el mundo que nos hemos merecido y por ello debemos luchar por merecernos uno distinto. Closca es una marca que trata de inspirar este cambio tan necesario, que pasa por cambiar las actitudes que generan ese impacto negativo en el planeta. Acciones como la de beber agua no deberían de costarle al planeta plástico en sus océanos", señala Ferrando, que tuvo la oportunidad de explicar a los asistentes a la reunión el proyecto que tiene entre manos.

Así, emprendedores de Estados Unidos, América Latina o Europa conocieron también la primera innovación desarrollada por esta start up. Closca Helmet es una colección de cascos plegables y personalizables para ciclistas urbanos y usuarios de patinete.

Ferrando se inspiró en la arquitectura para diseñarlos y son una solución cómoda, segura y con estilo que facilita que las administraciones públicas no pongan como excusa la seguridad a la hora de desarrollar una estrategia de movilidad que reduzca el número de coches en las grandes ciudades. El movimiento #CitiesWithSoul, al que se unieron Lime, Stella McCartney, Ecoalf o Allianz fue impulsado por Closca y pide una movilidad más inteligente y sostenible en las ciudades del futuro.

Emprendedores con ganas de cambiar el mundo

A la reunión, que nació bajo el título Finding my virginity, asistieron, entre otros, Sergio Fogel, fundador de DLocal, una fintech que ofrece a grandes empresas multinacionales la posibilidad de recaudar el dinero que les deben empresas o gobiernos de mercados emergentes; José Calderón y Miguel McAllister, fundadores de Merqueo, una empresa de delivery que opera en diferentes países latinoamericanos; Patrick Struebi, fundador de Fairtrasa, una compañía que da apoyo tecnológico a pequeños agricultores con escasos recursos en países en desarrollo; Juan Salcedo, fundador de Tpaga, un monedero móvil que permite a personas, con o sin acceso a bancos y cuentas bancarias, pagar o recibir dinero a través de su teléfono; o Linas Ceikus, Tinggly.com, una empresa que permite comprar un regalo en cualquier parte del mundo y que llegue al día siguiente a su destinatario, que no tiene que estar necesariamente en el mismo país.

Impulsada por Branson, esta reunión ha sido organizada por Bruno Ocampo-Gonzalez y Ricardo Leyva, dos emprendedores relacionados con Endeavor, una organización global sin ánimo de lucro creada en 1997, que ayuda a emprendedores con ganas de cambiar el mundo a desarrollar su negocio.

A la reunión también asistieron María Angélica Corchuelo, que dirige Contento BPS, una firma de calls centers creada por su abuelo que tiene un enfoque social; Nicolás Leonicio, responsable financiero de Groupon e impulsor de negocios de delivery; Cinthia Lozano, que ha fundado Winery, una empresa que ha permitido el desarrollo de un sector como el del vino en Honduras; Robert Thorne, una compañía de diseño de interiores que desarrolla proyectos de interiorismo con un enfoque saludable; o Luz María Velez, creadora de Yomu, un método que combina diferentes técnicas como yoga, meditación o mindfulness que ya se aplica en empresas como Twitter, McDonald's, Facebook.

Pero, ¿por qué no había más españoles en esta cita? "En España tenemos grandísimos emprendedores, pero para que exista mayor iniciativa emprendedora no hace falta traerla de fuera, sino apoyar la que ya existe y darla a conocer", concluye Ferrando, que traslada esta responsabilidad a medios de comunicación, instituciones gubernamentales e inversores.

(Fuente: Expansión)