España, peso pesado en el mercado de drones

Buscar

Suscripción Newsletter

Introducir e-mail

Archivo mensual

Próximos Eventos

No hay eventos por el momento

Los vehículos aéreos no tripulados, comúnmente llamados drones, comienzan a formar parte del día a día en labores de agricultura, mantenimiento de infraestructuras, actuaciones de seguridad o incluso entretenimiento, y aunque su presencia en las ciudades aún es limitada, el panorama podría cambiar en pocos años.

La imagen de ciencia ficción en la que los ciudadanos pueden trasladarse en un taxi volador o el dron repartidor de paquetes no forman parte de un futuro tan lejano, y España está en la primera línea del desarrollo de todo el ecosistema que podrá hacer esto posible. Según el Plan Estratégico de Drones elaborado por el Gobierno en 2018, España contaba en 2016 con más de 50 empresas especializadas en el diseño y construcción tanto de aeronaves no tripuladas como de sus sistemas de control. La actividad de desarrollo y producción de drones durante ese año situó a España en el noveno puesto a nivel mundial y el quinto a nivel europeo en número de modelos. Además, el 16% de los operadores comerciales registrados en Europa ese año eran españoles.

“En Europa alcanzaremos volúmenes de negocio directo de 10.000 millones de euros para 2035. Para 2050, indirectamente estaríamos hablando de hasta 45.000 millones, con una generación de entre 250.000 y 400.000 puestos de trabajo. Es un sector anticrisis. Mientras que el transporte aéreo de personas y mercancías está sufriendo y acentúa la caída que ya vivía antes del Covid, en los drones no ocurre. El tráfico de pequeñas cosas o personas en distancias cortas con estos vehículos puede tomar la alternativa. Cierta inversión se va a derivar al mercado de los UAV (vehículos aéreos no tripulados, por sus siglas en inglés)”, afirma Juan Enrique González Laguna, director de la división aeroespacial en Everis.

Fuente: Expansión