España marca el cuarto mayor progreso de digitalización de la UE

Buscar

Suscripción Newsletter

Introducir e-mail

Archivo mensual

Próximos Eventos

No hay eventos por el momento

España es el cuarto país de la UE que mayor progreso ha logrado en materia de competitividad digital durante el último año, según el Índice sobre Economía y Sociedad Digitales (DESI) de 2020 presentado por la Comisión Europea. Los principales avances se los anotaron Irlanda, Holanda, Malta y España, muy por encima de la media.

En la clasificación general del índice -elaborado con datos de 2019 y que por tanto incluye al Reino Unido-, España se sitúa en undécimo lugar, con Finlandia, Suecia, Dinamarca y Holanda a la cabeza (los países con mejor posición en la UE son también líderes mundiales), seguidos de cerca por Malta, Irlanda y Estonia.

El informe muestra que España ocupa el segundo puesto en la UE en materia de servicios públicos digitales gracias a “la oportuna aplicación de una estrategia digital por defecto en toda su administración central”. Es el indicador en el que más destaca, muy por encima de la media, con una segunda posición en el indicador de datos abiertos con el 90 % de puntuación máxima.

Además, el 82 % de usuarios de internet españoles participa activamente en los servicios de administración electrónica, 6 puntos porcentuales más que en 2019. El país también obtuvo buenos resultados en el ámbito de la conectividad (quinto lugar), pero se situó por debajo de la media de la UE en los indicadores de capital humano ya que, aunque está mejorando su puntuación, casi la mitad de la población española carece todavía de competencias digitales básicas y un 8 por ciento nunca ha utilizado internet.

La CE señala que el despliegue de redes de fibra óptica “sigue siendo característica importante del mercado digital español”, con una cobertura del 80 % de los hogares, muy por encima de la media de la UE, del 34 %. Pese a las diferencias entre las zonas urbanas y rurales, la cobertura de redes de fibra óptica en el rural en España alcanza el 46 % de los hogares, por encima de los índices de cobertura tanto rural como total de la UE (21 % y 34 %, respectivamente).

Fuente: El Correo Gallego