Empresas de Galicia se reconvierten hacia el negocio de la covid

Buscar

Suscripción Newsletter

Introducir e-mail

Archivo mensual

Próximos Eventos

No hay eventos por el momento

En plena pandemia del coronavirus, empresas gallegas de distintos ámbitos han visto multiplicar su facturación al redirigir su producción hacia el negocio anticovid, a través de bienes como las mascarillas, el producto estrella pero no el único en el mercado de la nueva normalidad.

Es el caso de Nuxak, la firma de Ribeira que se dedicaba a la ropa deportiva y ahora fabrica unas 5.000 mascarillas al día entre esta localidad coruñesa, donde hace la estampación, y Ordes, donde está el taller que da empleo a una treintena de personas. Su volumen de negocio es hasta seis veces mayor hoy en día, de ahí que “la idea es empezar en enero con un proyecto más ambicioso de EPI para sanitarios y posicionar la marca”, destaca Jesús Mosquera, uno de sus responsables. Con tejidos sanitarios procedentes de España, fabrica mascarillas que solo se pueden adquirir en farmacias. “Estamos teniendo muy buena acogida. La gente se piensa que hacer mascarillas es sencillo, pero hacerlas bien no es tan fácil”, destaca.

De la alianza entre la viguesa I-Lever (automóvil) y la compostelana Dismark Products (logística) nació Galmask, volcada también en las mascarillas. Viene a cubrir la falta de compañías autóctonas fabricantes de mascarillas FFP3, las de “categoría más alta”. Empieza a vender en “unos días”, después de un largo proceso de homologación, destaca uno de sus responsables, Miguel Gómez. La previsión es realizar 1,5 millones de mascarillas al mes en las instalaciones de Vigo, que se distribuirán después desde Santiago a través de farmacias y hospitales.

Viplast Galicia, ubicada en Mos (Pontevedra), se dedica a la distribución de placas de metacrilato y otros plásticos técnicos. Su responsable, Pilar Vieites, señala que durante la primera ola, el 95% de las llamadas eran “para pedir metacrilato”. “Fue de locos”, recuerda, pero ahora la solicitud de este material supone en torno al 5 %, esto es, “lo que había antes”.

Otras firmas como Arduma, en A Coruña, siguen con un alto nivel de producción, confiesa su responsable, Fernando Durán, quien apunta también a la creciente competencia. Esta compañía se ha especializado en la fabricación de mamparas “anticontagio coronavirus de cualquier forma y tamaño”.

Un negocio innovador es el de siete emprendedores de Vigo que crearon la ‘puerta inteligente’ de Yolodoor. Su portavoz, Ibán González, explica que la idea nació en 2017 pero que “en unos meses” esperan empezar a vender. Su producto de domótica consiste en una puerta inteligente que se maneja desde el móvil para recibir paquetes cuando la persona no se encuentra en el domicilio o si quiere evitar el contacto.

Fuente: El Correo Gallego