Las empresas del Clúster de la Madera facturaron 1.774 millones

Buscar

Suscripción Newsletter

Introducir e-mail

Archivo mensual

Próximos Eventos

No hay eventos por el momento

La cadena monte-industria es un sector en alza. Lo demuestran los datos de facturación de las empresas que están asociadas al Clúster de la Madera, que alcanzaron el año pasado los 1.774 millones de euros. La cifra no solo representa un 18% más que en el ejercicio anterior, también equivale al 90% de la facturación total del sector.

Estos datos fueron facilitados durante la asamblea anual de la entidad. El acto fue clausurado por el presidente de la Xunta, Alfonso Rueda, y por el presidente del Clúster, José Manuel Iglesias, que debatieron sobre el camino que debe seguir un sector que, como dijo el jefe del Gobierno gallego, «ten como obxectivo chegar aos 2.700 euros de facturación anual». Durante su intervención también explicó que Galicia, con un 70% de la superficie forestal, «é unha potencia na xeración de materia prima, na creación de riqueza e emprego e na capilaridade da propiedade forestal, como amosa o dato de que unhas 80.000 familias viven directa ou indirectamente do monte». Y recordó algunos de los objetivos del Plan Forestal, como el de alcanzar los 12 millones de metros cúbicos de cortas para poder cubrir la creciente demanda de materia prima.

En la asamblea se habló de cómo las compañías se enfrentan a un escenario favorable que debe ser aprovechado por el sector, «debido a las oportunidades que ofrece la bioeconomía, que abre infinitas posibilidades para las empresas». La otra cara de la moneda es la incertidumbre que sobrevuela sobre la economía en un contexto de elevadas tasas de inflación «que repercutirán negativamente en el desarrollo de la actividad».

José Manuel Iglesias destacó la importancia de que toda la cadena de valor trabaje en conjunto y de que los recursos forestales sean gestionados de un modo adecuado, aprovechando las «magníficas condiciones» que tiene Galicia para la producción de madera. Pero también advirtió que hay que poner mayor atención a lo que demanda el mercado y a la generación de valor para fortalecer toda la cadena en conjunto. De ahí, añadió, la importancia de poner los ojos en el diseño industrial, «que debe de ser la etiqueta de las empresas».

Fuente: La Voz de Galicia